Capítulo 37

11.9K 754 38

Narrador.*

Jack se encontraba mirando como su hermano quién nunca había sido bueno con alguien ahora era muy distinto, no lo comprendía bien, pero sabía que no le agradaba la situación ni la pequeña. Esa mocosa había llegado para ganar la atención de todos, sobre todo la de su madre y eso era lo que más llegaba a molestarlo.

— Ven aquí linda. — Pidió Max con tranquilidad sentandola en el suelo.

Se puso a unos cuantos pasos de ella y espero a que llegara junto a él.
La bebé lo hizo logrando una sonrisa en Max, una sincera que ni siquiera a él o a su madre les había mostrado.

— Quiero sostenerla. — Dijo acercándose a ellos.

Max se mantuvo en silencio, una parte de él confiaba en Jack pero su interior le indicaba que nada bueno iba a salir de todo eso.

— Será mejor que no. — Dijo sin más.

Jack se acercó intentando quitarla de sus brazos, no pasó mucho para cuando Isabel comenzó a llorar logrando que Max de enoje. Levantó su brazo y golpeó a Jack haciendo que este se quede rígido ya que le había dado un puñetazo en la mejilla, lo hizo sin dudarlo.

Isabella llegó frunció el ceño y tomó a la bebé en sus brazos mirando a los pequeños. Jack estaba a nada de soldar en llanto, se sentía traicionado y todo era culpa de la cosa.
Miro a Isabella haciendo que está se sorprenda.

— ¿Amor estás bien? — Preguntó acariciando su mejilla roja.

Negó y señaló a Max quién solo se cruzó de brazos sabiendo que le iba a reprimir solo por eso, es mínimo, no le a matado y deberían agradecerlo si fuese otro le hubiera quebrado la nariz y pateado el cráneo.

— Cada quien irá a su habitación y no saldrán hasta que Jackson llegue. — Dijo mirándolos.

Max alzó una ceja en señal de que le importaba poco todo lo contrario a Jack quien no soportaba la idea de que la mujer que ama le regañara de esa manera.
Ambos subían poco a poco hasta que llegaron al largo pasillo, lo recorrieron hasta estar frente a la puerta.

— Vamos a jugar Max. — Indicó Jack.

Se le quedó mirando y mostró una sonrisa sombría para después darle una afirmación con la cabeza.
Caminó hacia él quien abrió la puerta y ambos entraron.
La habitación de Jack era bastante limpia y no porque Isabella la limpiará todos los días, si lo hacía pero eran las cosas básicas, era él quien se encarga de mantener todo limpio y ordenado. Max es un poco más despreocupado.

— ¿Qué quieres hacer?, ¿Una venganza por golpearte la cara? — Dijo Max con burla tomando un extraño dibujo que había en la pared.

— Parece que también dibujas. — Murmuró mirando el extraño arte que había. Son rosas, azules cubiertas de sangre, interesante era lo que pasaba por su mente.

Se giró y levantó su brazo sujetando el puño de Jack el cual tenía la intención de estrellarse en su rostro.

— Sorpresa. — Le susurró despacio de manera sombría.

Sonrió por sus dentro comprendiendo, posiblemente no eran tan diferentes. Hizo que su expresión fuese otra logrando que Jack se quede desconcertado.

— ¿Intentas hacerme lo mismo?, Lo siendo, solo actúe por instinto, habrías hecho lo mismo si fuese a quien amas. — Susurró llevando sus manos a su rostro.

Había sopresa ahora... Max se veía tan frágil que lo hizo sentir tanta lastima, quizás no había pensado en él, tal vez hubiera hecho lo mismo si fuese su madre aunque a Jackson todavía no podía hacerle nada y eso era por su tamaño, tal vez en un tiempo más.

Se acercó a su hermano mayor dispuesto a mostrar afecto y arrepentimiento cuando Max soltó una carcajada y lo estrelló contra la pared logrando una débil mueca de dolor, después de todo solo deseaba darle una lección.

— Te engañe. — Dijo cerca de su rostro.

Los ojos se Jack se hicieron oscuros y tomó impulso dejándose ir sobre él, cayeron al suelo dando vueltas golpeándose el uno al otro.

— Eres un mal hermano. — Dijo Jack jalando el cabello de Max.

— Tú una niña llorona y envidiosa. — Dijo Max dándole una bofetada.

Apesar de que ambos traían en si el instinto de acabar con lo que les parecía débil no se hacían heridas graves, era solo una pelea donde Jack jalaba el cabello de Max sin tanta fuerza y Max daba débiles bofetadas.
Ambos ya habían derramado sangre pero no querían derramar la suya, comprendían bien que si uno de los dos sangraba era como si el otro lo hiciera.

La puerta de la habitación se abrió y Jackson entró. Se acercó y los separó.

— ¿Qué demonios hacen? — Preguntó molesto.

Max dió una mirada rápida a Jack, una con la cual comprendió que debería seguir lo que iba hacer.

— Ese mocoso basura inició, deberían matarlo. — Dijo Max apretando lo puños y observando mal a Jack.

— Tú eres horrible, siempre le dices cosas malas a papá, pero ya me cansé. — Dijo Jack con intenciones de dejarse ir sobre él.

Jackson solo mostró una débil sonrisa y recordó lo que había pensado antes de que su pequeño naciera y eso era que entre ambos iban a terminar al pequeño demonio.

— Ve a tu habitación. — Gritó Jackson tomando del brazo a Max.

Se negó y salió de su agarré, los miró a ambos y solo se marchó.
Jackson se acercó a Jack, se agachó a su altura y tocó sus mejillas rojas con cuidado.

— Ese mocoso. No te preocupes tu madre va a cuidarte. — Dijo sonriendo.

Jackie asintió de inmediato, eso es lo único que le interesa, su madre y sabía bien que el futuro podría hacer que ella fuese solo para él, solo tenía que quitar a Jackson del camino y todo sería perfecto.
Ambos habían hecho un plan sin siquiera hablarlo, solo se había mirado haciendo comprender que esto solo iba a funcionar si Jackson creían que uno estaba de su lado y como Jack parecía más inocente tendría el honor de darle una linda sorpresa...

Espero que les guste.
Gracias por leer.
Voten y comenten.❤️

Obsesión Psicópata *Terminado* Donde viven las historias. Descúbrelo ahora