Capítulo 24

11.8K 749 57

Meses después... ( 4 y medio para ser exactos. )

Bella*

Estoy acostada mientras miro la televisión, estos meses con mis padres han sido los más felices de mi vida aunque el hecho de que sean demasiado sobre protectores me abruma un poco, pero no tanto como Jackson, sobre Jackson no he sabido nada desde hace meses lo cual creo que es bueno, le será difícil encontrarme aquí ya que no hay información sobre mí y mis padres y que normalmente mi padre no esta bien registrado en esta cuidad sino en otra lo cual ayuda a confundir si Jackson me esta buscando.
El hecho de que la papelería de mi familia este mal archivada ayuda bastante seguramente le tomara tiempo encontrarme y cuando logre saber que estoy en Canadá me iré a Londres con mi bebé, allá iniciaré una nueva vida donde me olvidare de esta y de Jackson obviamente.

Salgo de mis pensamientos al sentir un fuerte dolor que hizo que me colocará rápido de pie mientras toco mi vientre como si eso fuese a calmar el terrible dolor que siento en este preciso instante, maldición como duele. Mi madre al escuchar mis quejidos y que la llamaba llego de manera rápida ayudandome a sentarme y calmarme lo cual no creo que sea muy efectivo ya que duele demasiado, simplemente dice:  "respira y cálmate", en estos momentos no es de mucha ayuda, quiero golpear a Jackson por idiota y embarazarme. Suelto un grito y miro como mi madre toma el teléfono desesperada tratando de hablar con mi padre, porque demonios tarda tanto, colgó el teléfono y me llevó la sala para esperar a que llegará lo cual tardó veinte miserables minutos los cuales fueron dolorosos, no me culpen ni juzguen soy primeriza en estas cosas no quiero ni imaginar el dolor cuando mi bebé quiera salir, será como diez veces el dolor que sentía cuando Jackson me violaba.
Mi padre llegó y me subieron rápido al auto llevándome al hospital en el cual tendré a mi bebé...

Jackson*

Miro la información con el ceño fruncido y arrojo todo lo que esta en el escritorio sintiendo como la desesperación invade mi cuerpo. Llevó como idiota buscándola cuatro malditos meses en los cuales solo encuentro información estúpida que no me ayuda en nada, hace meses regrese a ese hospital pero como no había información sobre sus padres no me quedo de otra que investigar a Jeremy pero el bastardo ese es familiar lejano de la familia ni siquiera poseen el mismo apellido como demonio se hacen decir ser familia, aun así decidí tomar el riesgo e ir al lugar donde él nació para buscar más familia la cual encontré. Estuve vigilando a todos durante semanas enteras pero nada de nada hasta que uno de ellos recibió una llamada de un familiar que estaba cerca de las afueras de Estados Unidos a lo que decidí ir hacia allá a buscarla, pero no la encontré nuevamente lo que hace que me desespere y mi deseo de venganza, muerte y sed de sangre despierte, donde demonios esta y porque es tan difícil encontrar a su familia, necesito moverme rápido el embarazo tarda nueve meses o menos, ella se fue hace cuatro meses y medio para ser exactos, cuando se fue ya tenía cuatro meses eso quiere decir que tendrá a mi hijo posiblemente en...

— Este mes, maldición. — Grite molesto golpeando la pared una y otra vez.

Sin poder evitarlo de los nervios y de la desesperación solté una risa para luego dejarme caer al suelo deseando tener al alguien a quien estrangular, cuando la encuentré me las pagara, esto no se quedará así tan fácil, no pienso pasar por desapercibido todo lo que me esta haciendo pasar, le daré un lección para que aprenda a obedecer...

Bella*

Después de horas y horas de llanto, dolor y esfuerzo logre tener a mi pequeño, un varón me lo han informado los doctores, creo eso es bueno aunque me hubiera gustado tener a una pequeña princesa pero no me mandaron un hermoso príncipe que debo cuidar y proteger sin importar la situación.
Escuche la puerta abrirse y mire como mi madre traía en sus brazos a mi pequeño, se acercó a mí y me lo entregó de manera delicada.

— Es hermoso. — Dijo colocándose se a mi lado y mirándolo junto conmigo.

Lo mire y asentí es tan lindo que... Me duele admitir que es idéntico a Jackson, su cabello negro, algunos rasgos que le dan parecido aunque mi felicidad creció cuando sus pequeños e hermosos ojos se abrieron mostrándome un lindo azul que me pertenece a mí

— ¿Cómo se llamara mi nieto? — Preguntó mi madre mirándome con una sonrisa.

Sonreí y mire a mi pequeño, un nombre lindo y varonil que sea perfecto para él.

— ¿Qué te parece Max? — Dije mientras sonría.

Sonrió y acarició con mucho cuidado sus pequeñas mejillas.

— Es muy lindo — Dijo suave.

Estaba hablando con mi madre cuando mi padre entró mirando a todos lados como si fuese perseguido por alguien.

— Esos estúpidos guardias no me dejaba pasar y tuve que escabullirme. — Dijo molesto.

Mamá y yo reímos por esa situación y mi padre se acercó para conocer a su niego.

— Wow bueno.... No se parece a ti. — Murmuró decepcionado.

Sonríe un poco ya que tiene razón, aunque sus ojos son como los míos lo cual creo que es bueno, no tendrá esa fea mirada de su padre.
Después de un tiempo empezamos a platicar y les comente el hecho de mudarme de ciudad, mi padre estuvo de acuerdo ya que debo ser independiente pero mi madre no lo estuvo ya que como haré para cuidar a mi hijo y mantenernos, ella es de las mujeres que no les agrada que otras personas cuiden a sus hijos y esta bien ya que su madre es quien debe cuidarlo pero no quiero quedarme arriesgar sus vidas si Jackson llega a encontrarme, no quiero que haya más involucrados como sucedió en el hospital, la gran diferencia es que ahora mis padres están metidos en todo esto...

Espero que les guste.
Gracias por leer.
Voten y comenten. ❤️

Obsesión Psicópata *Terminado* Donde viven las historias. Descúbrelo ahora