Capítulo 21

12.9K 758 27

Cuatro meses después...


Bella*

Bueno aquí estoy sentada en el  suelo del baño, ¿la razón?, Jackson siempre Jackson. Él siempre anda detrás de mí queriendo saberlo todo, queriendo abrazarme, cree que de esa manera voy a olvidar todo pues está equivocado.
Me ha hecho tanto daño que ni siquiera se cómo explicarlo, me ha hecho de todo y se atreve a creer que con sus detalles puede hacer que olvide todo, admito que ha cambiado su carácter aunque no del todo, cómo la vez en la que trato de tocar mi vientre el cual ya está abultado bueno siempre quiere estar tocándolo pero ese día ya me tenía abrumada así que le dije que no me tocara y obviamente le molesto lo que hizo que sus "impulsos" salieran y tuviera intenciones de golpearme aunque logró detenerse antes de dejarme un gran moretón en la mejilla.
Salgo de mis pensamientos al escuchar sus pasos los cuales paran frente a la puerta del baño.

— ¿Belleza?, sal de ahí. Ya tienes mucho tiempo, quiero verte, apresúrate. — Dijo tratando de abrir la puerta. 

Suspire y me coloque de pie para ir abrir la puerta, ¿qué acaso no se cansa de estar todo el día encima de mí molestando?, abrí la puerta y observé a Jackson frente a mí, sonrió y caminó a mi dirección abrazándome a él.

— Belleza, ¿Porqué no vamos al pueblo?, podríamos comprar ropa para el bebé. — Sugirió separándose de mí aunque tomó mi mano entrelazando la con la suya.

— Aún no sabemos el sexo de bebé. — Murmuré incómoda sin mirarlo.

Soltó una extraña risa y se acercó a mi rostro.

— Podemos comprar ropa para ambos - Susurró y luego se acercó a besarme.

Su beso es suave y obviamente tenía que ser correspondido si no quiero hacerlo enojar porque aunque se comporta un poco mejor algo me dice que su instinto asesino aún está dentro de él, se detuvo y me miró con una sonrisa.

— ¿Sabes belleza?, llevamos tiempo sin hacer nada de nada — Recordó cerca de mis labios.

Tengo que pensar en algo antes que me obligue a tener sexo, porque como es muy brusco me hace daño obviamente le hará daño al bebé.

— Vas dañar al bebé Jackson. — Susurré mirándolo.

 Cambió su semblante a uno serio y a la vez sorprendido, como si no hubiera esperado esa respuesta de mi parte.

— Tienes razón, debemos protegerlo, después de todo es mi hijo. — Dijo con una sonrisa.

Hay situaciones en las que no logro entenderlo del todo, por ejemplo esta es una, sus emociones cambian de un momento a otro, su actitud de igual manera, hay veces en las que parece un chico normal pero hay otras en la que me da miedo el simple hecho de estar cerca de el...
 

Horas después...

— Belleza saldré hacer algunas compras, no salgas, no hagas nada peligroso mientras no estoy. — Ordenó acercándose y dándome un beso rápido.

Solo asentí y dejé que se fuera, por lo menos ahora me siento más libre sin él aquí, aún sigo pensando en cómo haré para marcharme de aquí. 
Había pensado en golpear a Jackson durante la noche para escapar hacia el pueblo y pedir ayuda, el problema aquí es cómo haré para golpearlo sin que yo termine muerta o posiblemente con golpes por todos lados, no me lo van a creer pero en el sótano se encuentra un pequeño cuarto el cual contiene sedantes, parece que esta casa era de algunos cazadores ya que hay sedantes lo suficiente fuertes como para dormir a dos caballos. Si, ya sé, se han de estar preguntando ¿qué demonios esperas para darle los sedantes a ese loco e irte de aquí lo más rápido que puedas?, el problema es que Jackson es demasiado listo, astuto como un león al acecho por eso no logro planear algo como para tal cosa, tal vez podría dárselo en la comida aunque le daría un sabor extraño, quizás si la comida fuera lo suficiente dulce lograría hacer que el sabor desapareciera aunque como podré estar tan segura que funcionará, tal vez deba correr el riesgo.

Suspiré y caminé a la cocina dispuesta a preparar un postre lo suficiente dulces para eliminar el sabor amargo del sedante y si no funciona tendré que pelear, tengo que proteger a mi hijo no quiero que sea criado en este tipo de ambiente, ¿como le voy a explicar que lo que es su padre?, ¿cómo le daré explicaciones cuando Jackson me golpe?, creo que eso es algo que yo no podría hacer.
Tomé los ingredientes necesarios para hacer brownies de doble chocolate según Jackson me ha comprado de todo para que yo haga lo que desee así que esperó que haya chocolate suficiente, el cual gracias al cielo si lo hay.
Me tomó alguna horas prepararlo todo pero logré terminar a tiempo aunque solo espero que no note los sedantes los cuales mezcle con la masa.
Escuché que la puerta se abrió lo que hace que me ponga un poco nerviosa aunque no debo parecer sospechosa o  se dará cuenta de todo lo que estoy planeando, decido darme la vuelta e ir a verlo, necesito saber donde deja las llaves del auto ya que será mejor que me vaya en él, así Jackson no podrá seguirme en el momento que despierte aunque conociendo lo inteligente que es seguramente asesinara a alguien para tomar su auto.

— Belleza ven quiero mostrarte lo que compre. — Dijo Jackson desde la sala.

Me acerque con más confianza y mire que dejó las llaves del auto sobre uno de los muebles de la sala, él está en el sofá abriendo las bolsas. Observé como sacó de una de ella dos pequeños cambios uno de niña y otro de niño.

— Aún no sabemos que será nuestro bebé pero no hay problema compre dos, podemos guardar el que no utilicemos para nuestro segundo bebé. — Sugirió con una sonrisa.

Le sonreí algo incómoda y me acerque a él tomando su brazo lo que hizo que me mirara sorprendido.

— ¿Qué sucede belleza? — Preguntó dejando las bolsas en su lugar y mirándome -

— Te prepare algo. — Informé mientras le daba mi mejor sonrisa.

Me sonrió y se acercó a mi rostro dándome un beso corto, tomó mi mano y caminamos hacia la cocina, solo espero que todo lo que tengo planeado salga como yo lo quiero...

Espero que les guste.
Gracias por leer.
Voten y comenten.❤️


Obsesión Psicópata *Terminado* Donde viven las historias. Descúbrelo ahora