Capitulo 38: Déjame dormir contigo esta noche.

4.8K 153 18

 El no tenia ni la menor idea de como me estaba lastimando diciendo esas palabras, sentía como su estuviesen golpiando con un millón de cuchillas a mi corazón. 

-Harry...- murmure tomando el volante entre mis manos y continué manejando.

-es la verdad- contesto enseguida- yo realmente te extraño, no tienes idea de lo horrible que se siente que...

-basta..¡Esto no es gracioso, Harry!

-¡Claro que no lo es!- exclamo y se acomodo en su lugar quedando frente a mi- te quiero conmigo, nos quiero juntos, nosotros nos am...

-¡Basta Harry!- hable alterada y conduje lo mas rápido posible al hotel.

-no romperé tu corazón, ____, yo pu...

-No puedes romper un corazón que ya esta roto,Harry. Yo no quiero hablar sobre esto...- murmure cansado estacionando frente al hotel. Baje rápidamente del auto y camine a su puerta al verlo algo aproblemado para bajar, la abrí y lo ayude a desatar el cinturón.

-no es necesario- dijo mientras yo lo ayudaba a bajar.

-claro que no- murmure con sarcasmo. 

Tome su mano para encaminarlo hacia la habitación en la que nos estábamos quedando, Lou  nos miro extrañado al vernos entrar tomados de la mano pero enseguida negué con mi cabeza y lo lleve hasta  la habitación en la que el dormía, Harry se lanzo sobre la cama al momento de abrir la puerta.

-Gracias por traerme- lo escuche murmurar. Me apoye sobre la puerta de la habitación, suspire y hable:

-bien, yo debo irme ahora...

-no es necesario,____- contesto enseguida sentándose en la cama- puedes quedarte y...

-estoy un poco casada, Harry- lo interrumpí antes que continuara con su idea- yo debo ir a dormir.

Abrí la puerta y pude escucharlo decir "Buenas noches" antes de desaparecer completamente tras la puerta. Entre a la habitación y me senté en mi cama correspondiente, di un suspiro nuevamente recostándome por completo y tape mi cara con una de las almohadas reprimiendo mis lagrimas. Yo lo extrañaba mucho, lo quería junto a mi, pero no podía dejar pasar lo sucedido, Harry me había lastimado y eso no puede quedar como si nada. Un sollozo salio de mis labios y me era imposible dejar de pensar en sus pocas palabras dentro del auto. ¿Por que esto era tan difícil? ¿Por que yo lo amaba tanto?

-¿____?- escuche- ¿Estas bien, linda?

Pase mis manos por mi cara limpiándola y me gire a verlo.

-Lamento haberte despertado, Louis- susurre limpiando mis mejillas con la manga de mi sweater.

La sexta integrante |h.s| (editando)¡Lee esta historia GRATIS!