XXXIV ;Escape.

168 14 0

BELLA POV.

Apolo me estaba envenenado con un pedazo de pastel. Escupí lo que quedaba de pastel en mi boca en la alfombra de la habitación mientras Apolo reía por lo bajo mientras yo tocia y me alejaba de el. Sorprendentemente alguien abrió la puerta y fue la persona perfecta para esta situación. 

Noah.

Ahí parado en la puerta mirando la situación arrugando los labios y apretando los puños a sus lados. Corrió hacía Apolo y lo tiro al suelo mientras me miraba.

-Vomita! Ahora!- Me miraba mientras estaba a arriba de Apolo, dejándolo inmóvil.

NOAH POV 

Mi hermanastro estaba abajo mio, mirándome con terror. Lo agarre del cuello de la camiseta y lo atraje hasta mi. 

-Prometiste no hacerle nada maldito hijo de puta- Hable entre dientes justo antes de golpear su cabeza con el piso, pero como el piso estaba cubierto por una alfombra el golpe no le afecto en lo absoluto.

-Ya sabes lo que dicen. No confíes en nadie- Luego de que dijo eso escuche las arcadas de Bella en el baño, y lo golpee en la cara una y otra vez, el no mostraba actitud de defensa por lo que fue fácil sacar mi ira.

Mi puño ardía así que tuve que parar. Su labio y nariz sangraban, al igual que mis nudillos.  Sentía la furia en cada parte de mi cuerpo, apretaba mis labios a la vez en la que hacía lo mismo con mis puños. 

-Sabía que no debía confiar en ti. Traidor- Mi mirada era de puro odio. Los deseos de que muera pasaron por mi cabeza mientras los murmuraba mientras lo miraba a los ojos. Apolo reía despreocupado, el no tenía nada que perder si moría. 

Bella salio del baño algo mareada y no perdí tiempo en ir con ella para ver como estaba. Me levante dejando libre a mi hermanastro y me acerque a la pálida chica a mi lado. 

-Estas bien?- La guíe para que se siente en un pequeño sofá a un lado de la habitación. 

Escuche un ruido a mis espaldas y al voltearme vi como el cuerpo de Apolo salía por el balcón. Corrí hacía este pero solo llegue a ver como se subía al auto con todo el dinero y se iba.

-Hijo de puta- Quise perseguirlo, pero unas manos en mi espalda me detuvieron.

-Eres lo único que me queda, no me dejes- Me gire y vi sus ojos cristalizados, llenos de lagrimas y rojos que me miraban y confiaban en mi ciegamente.

-No te dejare, pequeña- Acune sus mejillas en mis manos y ella dejo caer un par de lagrimas las cuales limpie con mis pulgares. 

-No quiero morir Noah, y se que confiar en ti es absurdo pero en este momento eres lo as importante que tengo- Hablo y me beso, pero no era un beso romántico, era un beso triste, casi como de una despedida. Mis labios le correspondieron al instante y sus lagrimas saladas se colaban en nuestros labios. Ella se separo para tomar aire y apoyo su frente contra la mía. 

-Prométeme que no eres como ellos.- su tono de voz era de pura decepción. y me prometí a mi mismo no ser la causa de sus lagrimas nunca mas. 

-Lo prometo. Tengo un plan para salir vivos de esto, pero tienes que prometerme que confiaras en mi en todo momento- No deje de mirarla en todo momento. Bella tardo en responder, como si lo dudara.

-Lo prometo.



NoahRead this story for FREE!