Capítulo Treinta Y Dos

78 4 1

POV Olivia

Me separe de el y me senté en mi lugar. Me sentí incómoda, ¿es malo que sientas mariposas en la panza por tu amigo? Porque yo se que el me ve como su amiga, solo eso. Y no se que parte me hace sentir peor, que me pasen cosas con el o que a él no le pase nada conmigo

Suspire y me uní a la charla junto con los chicos, vi que llegaron Yovanna, Selena, Eleanor, Selena fue y se sentó en las piernas de Justin.

Maldita sea dios

Rodé mis ojos y vi que Miley miraba la situación

- Hey, idiota, ven vamos a bailar - me dijo Miley. Gracias amiga, te debo una

Me levante y agarre su mano, volvimos a la pista y nos pusimos a bailar. Solo quería olvidar lo que había pasado hace unos minutos, porque nada de eso estaba bien

Después de un rato de bailar Miley quería volver a la mesa pero yo no quería porque me iba a sentí incómoda, asique le dije que se fuera y yo me quedaba acá. Ella dudo pero después de decirle que estaba bien se fue

No estaba tan lejos de la mesa, solo a unos cinco metros por lo que pude ver a Harry saludarme con la mano, le devolví el saludo y seguí bailando sola, entre el pelotón de gente bailando, me cruce con unas chicas argentinas, bastante copadas que se sabían todas las canciones, eso fue un golazo para mi porque ahora podía bailar y cantar sin tener que traducir la canción a inglés para Miley

Luego de bailar bastante rato, sentia ya el efecto de el alcohol, no estaba borracha, solamente un poco más alegre y hiperactiva, asique deci ir al baño a mojarme la nuca

Cuando llegue estaba vacío, salvo por el sonido de gemidos que había dentro de un cubículo del baño. Ugh que asco, me moje rápido la nuca y los brazos para salir lo más rápido que pude, pero al salir tan rápido choque contra alguien

- Maldito idiota - dije agarrándome el costado donde me había clavado su codo

- Hey, Olivia, tu saliste corriendo del baño - dijo una voz conocida, levante la cara y vi a Justin sonriendo divertido

- Oh vamos, no te rías idiota me dolio - dije

El se río y me contesto

- Perdón Oli, ven, vamos que te lo compenso - dicho eso agarro mi mano y me llevo hacia la puerta del VIP

- ¡Hey Bieber! - le dije frenandolo - ¿donde vas idiota? Esa es la puerta para salir del VIP

- Ya se, pero acá está medio aburrido, a parte dudo que me reconozcan con tanta gente que hay

- No se Justin.. - dije dudosa

- Oh vamos, no seas aburrida - dijo tirando mi mano y saliendo por la puerta. Instantamenente la imagen cambio, donde antes en el vip había unas 80 personas maso menos, acá estaba lleno. Literal.

- ¿No ves, que te dije? Con tanta gente que hay nadie me reconoce, vamos - dijo tirando de mi mano y llevándome por la gente, era difícil pasar por ahí debido a tanta gente, pero logramos pasarla hasta llegar a una esquina del boliche que estaba bastante oscura y tenia dos mesas que estaban ocupadas por chicos en total estado de ebriedad, pero por lo menos no había gente que te empujara, y lo mejor nadie iba reconocer a Justin

- Entonces.. - pero no me dejo terminar de hablar porque me pego a su cuerpo mientras sonaba la canción de Enrique Iglesias, Bailando

Me quede sorprendida por un instante hasta que el me hablo al odio y salí de mi trance

-Vamos, ¿Olivia me vas a decir que te da vergüenza bailar conmigo?

- ¿Que? No, solo me quede sorprendida. No se si esta bien Justin - dije tratando de salir pero el me pego más a su cuerpo y no me contesto solo empezó a bailar al ritmo de la canción, dude en irme pero nunca se sabe cuando podes tener a Justin bailandote a vos sola una canción sensual. Lo seguí moviendo mis caderas al ritmo de la canción, siguiendo sus movimientos

- Tu cuerpo y el mio llenando el vacío, subiendo y bajando - canto en mi oido, logrando que una corriente eléctrica recorra mi espina dorsal - Ese fuego por dentro me esta enloqueciendo , me va saturando

Acerque mi cara a su odio y le cante con el mismo tomo que el uso conmigo, un suave susurro

- Con tu física y tu química también tu anatomía, la cerveza y el tequila y tu boca con la mía, ya no puedo mas

Sin darme cuenta mi espalda estaba pegada a la pared y tenia a Justin con sus brazos a cada lado de mi cabeza y su cuerpo a centímetros del mio

- Con tu filosofía mi cabeza esta vacía, ya no puedo mas, ya no puedo más.. - canto el

- Ya no puedo más - termine de completar la parte de la canción que el cantaba. Dios esta situación nos está sobrepasando

El llevo su boca hacia mi cuello y siguió contando con su preciosa voz.

«Maldición, alguien que traiga un matafuego porque las cosas arden por aquí»

- Justin.. no - dije tratando de pararlo. Esto estaba tan mal, por tantas cosas. Como una de ellas el tiene novia y esta aquí. Y otra es porque tengo tantas ganas de besarlo que me asustan

- Tener contigo una noche loca, besar tu boca - canto en mi cuello, sentía sus labios sobre ellos, moviéndose junto a cada palabra

De repente la canción cambio a Travesuras. Oh dios, claramente las cosas empeoran

- Oh, esta no la se, ¿la podrias traducir para mi? Dijo mientras sonreía pícaramente

- ¿Cómo estas? esta noche quiero hacer maldades, esta noche quiero hacértelo y que no acabe hacer que te entregues a mi, ven bebé [imaginen que la canta a inglés]

El pego su cuerpo al mio por completo y ya no quedaba nada de espacio entre los dos

- Mhm, sigue - dijo

Me mordi el labio y lo mire a los ojos, estaba por decirle que no, que se aleje, pero cuando vi sus ojos a través de la oscuridad los vi brillando y maldición, me llevaron a un mundo paralelo, donde ya nada importaba. Solo el y yo

Acerque mi cara a su oído y le cante suavemente

- Nos vamos para lo oscuro vamos, tenemos tu y yo las mismas fuertes ganas, hagamoslo despacio para matar las ganas, para comerte completo y sin que quede nada - dije moviéndolo sobre su oído, vi como el se estremeció y se pego aún más a mi, si antes no había espacio ahora menos, me tenía totalmente pegada a la pared

- Maldición Olivia, ¿me querés matar de un paro cardíaco? - dijo con voz ronca. Yo negué con la cabeza

- ¿Por? - pregunte sin entender

- ¿Encima preguntas? Cada parte de tu cuerpo tiene sensualidad. Desde que te vi bailando no puedo dejar de pensar en vos, cuando bebiste el limón de mi casi se me sale el corazón te juro, ¿y ahora me cantas con esa voz? - se paso la lengua por los labios y mi mirada siguio su recorrido, oh dios, me moje la tanga - Me provoca tanto lo que haces, tanto - dijo la última palabra en un susurro antes de que su cara se acerque a la mía

Undeniable [Justin Bieber]¡Lee esta historia GRATIS!