OO4

4.1K 839 338

No hagas esto, por favor —el chico sollozó, tomándole del brazo. JiMin frunció sus labios, resistiéndose a las súplicas del otro difícilmente—. Por favor... —repitió, sus rodillas temblequeando ante el pesado silencio que Park guardaba.

—¡Suéltame! ¡Me das asco!

JiMin apartó su mirada que anteriormente permanecía estancada en la pared de su habitación, abandonando todo pensamiento de su mente al oír que alguien llamaba a la puerta. El Alfa dio una exhalación, sin parar de recriminarse por estar recordando ese momento específico de su vida.

El rubio no tardó mucho en incorporarse e ir hasta la puerta de su departamento, preguntándose quién podría ser mientras lo hacía.

—¡Hola, señor Park! ¿Me recuerda? Soy Jung HoSeok —exclamó el Beta frente a él tan pronto como la puerta dejó de intervenir, a lo que JiMin le regaló una cordial sonrisa. Claro que le recordaba, era él quien tenía por hermano a un Delta—. Pensé que sería bueno darle una bienvenida adecuada, pero si no desea visitas ahora puedo retirarme.

JiMin le pidió que pasara dado a que HoSeok realmente no figuraba ser una interrupción en ese instante, y tampoco estaba de más conocer a otros de todos modos.

HoSeok no aparentaba ser alguien malo y fue amable desde el minuto en que se adentró a su departamento. Antes también le había visto saludar y ser saludado por otras personas del edificio, desde Alfas hasta otros Betas y Omegas, lo que indicaba que él debía ser conocido por la mayoría ¿Y cómo no? Aquel era un edificio imponente y ostentoso que resguardaba personas respetuosas, con buenos trabajos y una vida acomodada. Un Beta tan alegre y enérgico no pasaría desapercibido por más de una semana.

—¿Sobre qué te gustaría conversar? —indagó JiMin.

—Sobre los Delta —HoSeok lució una completamente neutra expresión hasta que examinó el rostro del Alfa, soltando una carcajada al visualizar lo atónito que el de cabellera ocre se veía. De inmediato fue obvio que JiMin no esperaba tal respuesta—. Lo siento, supongo que te sorprendí mucho —se disculpó el Beta, limpiando una lágrima invisible al acabar de reír—. No son de tu agrado ¿O me equivoco?

JiMin le dedicó una prolongada mirada a HoSeok antes de contestar, viéndole directo a los ojos. Deseó poder averiguar qué lo llevó a preguntarle eso, antes de responder con seguridad. La tensión se incrementaba de segundo a segundo y JiMin tuvo la ligera sospecha de lo que pudo ocasionar esta situación.

Cuando él se alejó rápidamente de HoSeok y de su hermano Delta a causa de su disgusto el día en que le conoció, estuvo muy seguro de que no había sido descubierto. El Beta sólo conseguiría saberlo si hubiese sido capaz de percatarse de cómo juzgó a su hermano en silencio, y hasta hace menos de dos minutos estuvo convencido de que eso no había ocurrido.

Pero esa era la única manera.

El rubio esperaba no obtener un problema gracias a este asunto. Si HoSeok hizo presencia en su departamento con el fin de saldar cuentas, él se haría cargo eludiendo siempre la violencia. Alfa o no, odiaba que las peleas y disputas se resolviesen entre golpes siendo que estaban dotados con la capacidad de hablar y entenderse.

—Los Delta y los Gamma nunca han sido de mi agrado, en realidad. Me parece incorrecto —contestaba con sinceridad. Esperaba que esa charla terminase en ese punto, mas HoSeok no se veía interesado en parar.

—¿Por qué? —cuestionó.

—Porque considero que está mal, además de ser riesgoso. Los Alfas y los Omegas que quebrantan su naturaleza para estar junto a alguien de su misma casta acaban hundiéndose en problemas, y sus lobos son los más afectados —JiMin decía. El Alfa realizó una pausa en espera de un posible movimiento agresivo de parte de un ofendido HoSeok, y al ver que nada sucedía continuó, omitiendo el hecho de que le asqueaban—. ¿Vienes a gritarme por ello?

Backwards. » YoonMin ; 윤민Donde viven las historias. Descúbrelo ahora