NUEVO: Tap - Historias en forma de chat para tu 📲 . Disponibles en español
Obtenlo ya

~~~~~Adam ~~~~~

Paseo por el campus mientras veo a la gente pasar, voy saludando a amigos y a amigas que me voy cruzando por aquí y por allá, hasta que llego al campus y la veo, veo a esa chica que ha estado en mi cabeza desde que quedé como un idiota, desde que le tire mi desayuno en esa camiseta que ella dice que era su favorita, y aqui estoy yo, con una camiseta nueva para ella en la bolsa que llevo en mi mano derecha, lista para ella, que seguramente me tire a la cabeza cuando se la entregue pero... algo me dice que la va a aceptar y será feliz. Pero con ella nunca se sabe.

Me voy acercando a ella poco a poco, pero me paro, estoy viendo algo, algo raro, al lado de Noah hay un alguien, un chico, y no creo que sea muy amigo de ella, es más, creo que le está robando, rompo a correr y el chico al verme se espanta y sale por patas, ella también se asusta, lo que hace que se levante de donde estaba sentada de un salto, con cara de pocos amigos.

- ¡Eh! ¿Que haces? ¡Me has asustado idiota!

- Wuau, espanto a un chico que te estaba intentando robar y ¿así me lo agradeces? no se quien es aquí el idiota, no hay quien te entienda. - Doy media vuelta y me voy, hasta que me percato de que sigo llevando la camiseta que le he comprado y pienso, "yo no la quiero para nada", vuelvo a dar media vuelta y se la tiro. - Esto es tuyo, ya estamos en paz. - Y entonces me voy, dejándola allí, con la boca abierta, ¡¿gustarme a mi eso?! ¡Ja! Y una mierda.

Estoy cabreado, muy cabreado, más que eso, estoy rabioso, voy acelerando el paso hasta que salgo corriendo, sin rumbo, necesito soltar energía, de lo contrario, puedo empezar a repartir palos por doquier y alguien, que no tiene culpa podría salir herido, tengo que relajarme.

Media hora después vuelvo a mi residencia, llego a mi habitación y ahí esta ella, sentada delante de mi puerta, esperándome.

- Eh, Adam, perdona, siento mi comportamiento de antes, no debí haberte hablado de esa forma, estaba asustada, mi reacción no ha sido la adecuada. - La ignoro, abro mi puerta, entro y la cierro a mi espalda, cojo mis cascos y los conecto a mi iPhone, me siento en mi cama y empiezo a jugar con la consola. Noah ha conseguido abrir la puerta y esta dentro de la habitación, gritándome, pero no la escucho, no puedo escucharla.

- ¡Sal de aquí! Eres una desgraciada, no sabes apreciar nada de nadie, ¡lárgate!

- ¡Yo no te he pedido nada! No te compadezcas de mí, ¡no me gusta la gente así!

Me levanto de la cama y empiezo a gritarle, ella va retrocediendo a cada paso que doy hasta que choca contra la puerta de la habitación, yo la sigo acorralando, pongo mis manos a cada lado de su cabeza, le sigo pegando la bron a, pero he bajado el tono, ella está callada, mirándome con su cara algo asustada, no se que estoy haciendo, me callo, mi corazón está a mil por hora, y siento un impulso muy grande de besarla, pero me contengo, un rato, hasta que nuestros ojos se clavan en los de cada uno y nuestras respiraciones se aceleran, y es ahí cuando la beso, al principio es un beso torpe, luego dulce, y luego es profundo.

Me separo de ella lentamente y la miro, ella está sonrojada, muy sonrojada, paso mis manos por mi cabeza, y las dejo en mi nuca, sigo mirándola, no se que me ha pasado, el impulso me ha ganado, ella sigue mirándome, parece que esta en una especie de shock, o quizás esté esperando a que diga alguna palabra.

- Lo siento . sale de un susurro, no puedo decir más.

Mi frente se encuentra contra su frente, la sigo mirando, me alejo y ella se acerca, nuestros ojos vuelven a encontrarse, y es ahí cuando, una vez más, volvemos a juntar nuestros labios, pero esta vez es diferente, mi mano se posa en su cintura de tal manera que la acerco más hacia mi, juntando más nuestros cuerpos, mientras, la otra mano la coloco en su nuca, atrayendola aun mas hacia mi. Nuestros labios se juntan de nuevo, con un beso profundo, ella rodea ahora mi cuello con sus brazos, y entonces.. mi compañero de cuarto entra en la habitación, que oportuno.

- Ups, perdona tío, vengo en otro momento. - Noah se gira, me mira, mira a mi compañero y sale de la habitación corriendo, esto no tendría que haber ocurrido, pero ha ocurrido, y debo decir una cosa, no me arrepiento de ello.

Unas horas después, es la hora de cenar, hay mucha gente, voy concentrado en mis pensamientos, concretamente en uno que no se me saco de la cabeza, el beso, ha sido tan... inoportuno, estaba tan cabreado... no logro entender mi impulso, no lo entiendo, pero todavía hay algo más que no logro entender, ella lo ha correspondido, y no una vez, sino tres, tengo que hablar con ella de esto urgentemente.

Después de cenar me dirijo a su residencia, pero es tarde y las revisoras no me dejan pasar, voy a tener que esperar a mañana para aclarar esto, y lo peor es que nose como lo voy a hacer.

Save Me #Wattys2016¡Lee esta historia GRATIS!