Rücktritt?

562 52 10
                                                  


Estaba sumamente angustiada, Kara no aparecía por ningún lado, los hombres de mis padres no tenían rastros que seguir, Samantha tampoco había encontrado nada, y yo... ¡yo quería despellejar a James!, ¡se suponía que era para uso personal!, me arrepentí de haber hecho ese trato, ahora que Kara sabía todo lo que había pasado de seguro me odiaría, debía pensar en algo para cuando la encontrara, algo realmente convincente...

- ¡por tu culpa la hemos pedido!

- ¡cállate!, la encontraremos, entonces podremos llevarla a la casa de las montañas, ¡jamás va a salir de allí!, su desaparición es la coartada perfecta, solo debo encontrarla antes que aparezca por voluntad propia

- no va a funcionar ¡ella nos odia! –

- va a creer en lo que digamos ¡culparé a James! –

- ¡ella no es estúpida!, ¿recuerdas que pasó esa noche?, se la entregaste a ese idiota ¡todo está en el video! –

- algo se nos va a ocurrir, primero debemos encontrarla, padre ya sabe que hacer al respecto – empecé a morder mis uñas

- ¡nos moriremos sin ella!

- ¡lo sé! – había encontrado el collar que me regaló y ahora lo tenía entre mis manos – mi amor, solo espérame, iré por ti –

Pasó un día entero y no hubo rastro de mi mujer, la policía dejó la búsqueda, pues pensaban que había huido, o se había suicidado, pero yo me negaba a pensar en alguna de esas opciones, ¡ella estaba por aquí!, no tenía los medios para irse, mis ojos estaban irritados de tanto llorar, ¡estaba tan arrepentida!, no sabía que ese imbécil usaría el video para dañarla de esa manera, no podía hacer nada en su contra, o el trato que tenían nuestros padres se iría al demonio, preferí esperar para desquitarme, por lo pronto debía actuar con normalidad, es evidente que no dejaría de buscarla, y que cuando la encontrara la castigaría por intentar dejarme, ella ya era mía, mía y de nadie más.



AVISOS PARROQUIALES


esta va ser la historia de vida de Lena, su descenso a lo que va ser en el futuro, y todos sus planes


BitterkeitDonde viven las historias. Descúbrelo ahora