Capítulo 23

1.2K 173 60

El día comienza con algunos rayos de luz iluminando todo el bosque, el cual está cubierto de un manto blanco y helado. Ha nevado terriblemente toda la noche y es ese el resultado. 

Louis mira por el bosque nevado desde la ventana de su habitación que comparte con Harry, viste un abrigo negro con una bufanda roja alrededor de su delicado cuello y unos guantes a juego. Juguetea con uno de los extremos de su bufanda, pensativo, repasando en su cabeza todo el plan una y otra vez. No había minuto del día en donde lo repasase en su cabeza, a excepción de... A excepción de cuando estaba en brazos de Harry.

Hoy será la ceremonia fúnebre en honor a Malik, Harry a pesar de mantenerse ocupado en busca de quienes secuestraron a Louis y de estar inexpresivo sobre el tema de Malik, Louis está consciente sobre lo mucho que a Harry le duele. Pero así es él, con esa armadura de acero que fue forjada con dolor para esconder cualquier astibo de sentimientos y Lou debía de respetar aquello. Que Harry hubiese dejado escapar algo de su dolor con él no quería decir que lo haría siempre.

Siente la imponente presencia de su alfa entrar en la habitación, su corazón como de costumbre se siente cálido y lleno de júbilo por sentirlo cerca. Siente como Harry lo pega contra él y sus manos se envuelven en él descansado en su abdomen. 

—Me gusta como resalta el rojo en ti—murmura, apegando su boca en el oído de Louis y depositando un pequeño beso en la zona.

Louis se la da la vuelta y se encuentra con algo muy diferente de lo que esperaba. No es el típico Harry con su uniforme militar o con aquellas camisetas negras y su cabello alborotado, nada de eso, ni botas militares ni nada similar. En su lugar, está vestido con un elegante uniforme de gala de color azul oscuro, con todas sus medallas luciendo orgullosas en un lado de su pecho y con unas preciosas hombreras doradas que iban a juego con los botones del saco. Y su cabello... Su cabello está peinado hacia atrás impropiamente de un ser tan poco delicado como lo es él, pero luce tan elegante, tan perfecto que en vez de lucir como un coronel parece más un príncipe apunto de recibir la corona para convertirse en rey.

Louis está sin palabras y Harry sonríe complacido.

—Creo que te has quedado sin palabras—Dice, sus palabras hacen que Louis reaccione y pise tierra. 

—Te ves... increíble, estoy sorprendido.

—¿Estas queriendo decir que te sorprende que un troglodita como yo pueda lucir bien?—Pregunta en un tono bromista haciendo énfasis en la palabra "Troglodita", Louis rueda los ojos sin borrar la sonrisa en sus labios.

—Estoy diciendo que luces más increíble de lo usual, aunque me encante verte sin ropa he de admitir que este uniforme te queda fantástico.

Harry toma el rostro de Louis entre sus manos y le mira fijo a los ojos. Es eso lo que hace siempre que quiere descubrir los sentimientos de Louis (Y lo logra).

Todo lo que Louis le había dicho a Harry según el plan es que había estado encerrado en una habitación con los ojos vendados y sin contacto con nadie. No vio nada ni a nadie, no escuchó la voz de nadie cuando lo "torturaban" y nada por el estilo, por lo que quedó como un "Secuestro para dar una advertencia". Aún así, Harry estaba alerta en todo momento, se despertaba por las noches repentinamente, sudando y temblando. Incluso había llegado a tener pesadillas en donde la muerte de Zayn era el tema principal.

Louis no puede evitar sentirse culpable, pero tiene que ser así.

—¿Estas bien?—Sus ojos verdes dejan ver toda la preocupación que siente hacia Louis, quiere protegerlo a toda costa así como Louis a él. Pero la diferencia es que el intento de proteger a Harry los dañará a ambos.

Sobredosis.Donde viven las historias. Descúbrelo ahora