Capítulo 8

370 105 17

—¿Cómo pasó la noche nuestro amiguito? —Le pregunto a Emma, antes de que se vaya a su casa.

—Bien, comió un poco a la madrugada y luego durmió hasta las seis. Al parecer el dolor lo despertó, por lo que le di un poco de medicamento y volvió a dormirse. En este momento está estable.

—¿Y los otros tres casos?

—Luna, el rottweiler del quiste, vomitó dos veces, pero no fue nada grave. Elena, la coneja, no tuvo cambios significativos, sigue estable. Filomena, el siamés, presentó fiebre, pero también se logró controlar.

—Perfecto. Gracias Emma. ¿Susan?

—Los huevos de canario tienen la temperatura exacta para que muy pronto tengamos pequeñines rompiendo cascaron, la zarigüeya no presentó novedades ni complicaciones; Lucky, el labrador, se portó muy bien, puede caminar apoyándose en sus tres patas, hizo sus necesidades cuando le llevé fuera y si sigue así pronto podrá irse a casa. Y, por último, la intoxicación del Mini Pig ya pasó, está totalmente recuperado por lo que, si tú o tu tío concuerdan, podremos darlo de alta.

—Bien, lo consultaré con mi tío y así tomaremos una decisión. Gracias chicas, John y yo nos ocupamos desde aquí, vayan a descansar.

—Que tengan un buen turno, chicos. Gracias por el postre, estaba delicioso. —Le sonrío y agito mi mano para despedirme—. Y Ary, Kellan Brahms, el hombre que rescató al cachorro, llamó anoche para saber cómo estaba. Dijo que pasaría en el transcurso del día para saber si podría verlo.

Genial, otro "K" con el que cruzarme.

—Vale, Emma. Estaré pendiente.

Paso revisando a cada uno de nuestros pacientes y trato de concentrarme en el trabajo, sin embargo, a pesar de todos mis intentos y el hecho de no tener la más mínima idea del por qué, un par de veces, el pensamiento de conocer por fin al misterioso Kellan Brahms me pasa por la cabeza. Quiero saber si es tan perfecto como Bea lo describe, y también quiero agradecerle por salvar al cachorro y traerlo con nosotros.

***

Yo: Para que luego no digas que soy la peor prima del mundo, noticia de última hora: El tal Kellan Brahms vendrá hoy a ver al cachorro.

Bea: ¿Quién ha osado decir que eres la peor prima del mundo?, para romperle su madre por semejante afrenta. Tú eres la mejor prima del mundo, la más bella, la más primorosa. ¿A qué hora va a pasar?

Yo: ¬¬ eres más falsa que moneda de cuero.

No estoy segura de a qué hora pasará, no lo confirmó.

Bea: Realmente eres pésima con los chismes. ¬¬

Se supone que debes averiguarlo todo y luego compartir la jugosa noticia, para que así nosotras podamos prepararnos, física y mentalmente.

Yo: La experta en chismes eres tú, además, agradece que estoy dándote la primicia. Podría haberme guardado la información como castigo por lo de Aaron.

Bea: Ay Ary, ya supera lo de Aaron, fue hace siglos. Es agua pasada.

Yo: Fue hace dos días. ¬¬ Aún esta húmeda mi memoria.

Bea: Lo que necesitas tener húmeda es otra cosa :P

Yo: Eres una maldita puerca. Ahora no te escribiré apenas él esté aquí.

Linaje Negro: DESTINO (Serie Linajes)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora