— ¡Mientes!

—No lo hago amor—beso la piel de Jimin provocando un escalofrío en la columna del chico—Debes creerme, yo sólo te quiero a ti, te amo a ti—Comenzó a dejar suaves besos en el cuello del chico.

Jimin aún lloraba, no sabía sí debía confiar en Yoongi, algo dentro de él le decía que el alfa no mentía pero no podía estar seguro, pero tampoco quería perder a Yoongi.

— ¿Y la modelo?—susurro ya más calmado.

—Ella no es nadie, no me interesa, ni siquiera se su nombré, ella se me acerco pero la ignore, yo jamás te traicionaría Jimin, la foto la tomaron cuando ella me pidió ayuda porque tenía algo en el ojo, después de eso me fui a mi departamento para hablar contigo pero era tarde y no quería despertarte.

—Los mensajes...yo te llame y deje mensajes y nunca respondiste.

—Perdí mi teléfono, te llame de otro número pero no contestabas, estaba tan preocupado por ti—beso la frente del omega—Y cuando llame a Jin y me dijo todo lo que paso tome el primer vuelo para venir aquí, contigo, con mi omega.

Jimin se tensó al escuchar las palabras de Yoongi y se separó un poco del pálido para poder mirarlo a los ojos, al hacer eso Yoongi pudo notar que estos volvían a brillar como antes.

— ¿Soy tu omega?—pregunto en un susurro, tenía la esperanza de que la respuesta fuera afirmativa era todo lo que necesitaba.

Yoongi sonrió con cariño—Claro que sí, tu eres mi omega Jimin, sólo tú, nadie más—beso la mejillas sonrojadas del chico —El único que llevara mi marca, al único que amo, con quién quiero casarme—beso su nariz —El único que puede llevar a mis cachorros en su vientre—susurro sobre los labios de Jimin.

El rubio sentía un calor agradable invadir su pecho conforme Yoongi hablaba, por fin el frío que sentía hace unos días desaparecía, todo el dolor que sentía se fue y el y su omega dejaban de llorar y lamentarse.

— ¿Enserio?—pregunto tímido.

—Claro que sí, sólo tu Jimin, siempre tu—dijo Yoongi con los ojos cerrados sintiendo como el olor del omega volvía a ser dulce y dejaba atrás ese aroma agrio que tenía cuando entro a la habitación.

Jimin cerró los ojos y unió sus labios a los del alfa, no tenía forma de asegurarse de que Yoongi no mentía pero iba a arriesgarse pues la recompensa era grande.

Yoongi le regreso el beso a Jimin era un beso suave, lo estaban tomando con calma, Jimin besaba a Yoongi demostrando cuanto lo amaba y Yoongi lo hacía tratando de demostrarle a Jimin cuán importante es para él.

Estuvieron varios minuto así, besándose con calma y al separarse Jimin enterró su rostro en el cuello de Yoongi para oler el aroma de su alfa, Yoongi por su parte colocó su nariz en el cabello de Jimin para sentir el dulce aroma del omega mientras acariciaba su espalda.

—Todos piensan que sales con ella—dijo el rubio después de un rato en silencio, Yoongi frunció el ceño—en la tele y las revistas dicen que tú sales con esa modelo.

Yoongi beso la cien de Jimin y comenzó a acariciar su cabello—ya no, les dije a todos que tú eres mi omega, mi única pareja.

Jimin sonrió contra la piel del cuello de Yoongi y dejo un suave beso en esa zona, ambos siguieron esa posición por un rato, Jimin empezó a quedarse dormido pero una sensación extraña lleno su cuerpo, de repente empezó a sentir mucho calor, y en cada respiración sentía que el aroma de Yoongi era más delicioso, excitante, comenzó a sentir como su entrada se humedecía debido al lubricante que estaba produciendo.

Buscando el amor  | y.m |Donde viven las historias. Descúbrelo ahora