32.- Cuarto Secreto

485 79 1

Tony se había ido a una junta en Industries Stark dejando a su equipo en la torre con la promesa de que regresaría con Shawarma para todos por lo que lo dejaron ir sin mas, todos se encontraban en la sala de estar totalmente aburridos, a excepción de Clint y Natasha que estaban haciendo quien sabe que cosas dentro de la Torre y Bruce, que estaba en su propio taller haciendo dios sabe que

-Animate Cap, Tony no tardara en llegar- dijo Janet mirando a su enorme amigo, parecía en enorme Golden Retriven esperando a su dueño con una tristeza casi infinita por no poder estar con el

-Seee, no lo creo Jan, hablamos de una junta de Stark, suelen durar horas- dijo Scott alimentando a su mascota, una hormiga reina gigante gracias a sus "poderes"

Janet bufo molesta y le aventó una revista de moda a Scott y le resto importancia a su quejido ofendido

-Hoy era nuestro primer día libre en meses... Había hecho una reservación en un lujoso restaurant, solo para nosotros dos- dijo Steve decaído mirando aquella foto grupal en la pared

-Ohhh- Janet solto una risa incómoda, miro a Scott pidiendo su ayuda pero este le nego su ayuda con un movimiento de cuello, seguía ofendido -Podemos.. Podemos ir con Bruce ¿cierto? El hacía un prototi-

-La señorita Romanoff y el señor Barton exigen su presencia inmediatamente en el pasillo que da hacia el taller del señor Stark- interrumpió la IA con la acostumbrada monotonía que siempre tenía cuando se iba su creador

Steve, Scott y Janet se levantaron de inmediato y emprendieron su marcha hacia el punto señalado

-¿Qué creen que hayan hecho?- pregunto interrogativa la Avispa

-Si destruyeron el "santuario" de Tony estan muertos- Hombre Hormiga dio una risa por su comentario

Cuando llegaron al punto señalado miraron a Bruce en el pasillo

-Bruce, ¿qué sucedió?- pregunto Steve algo preocupado

-Parece ser... Que encontraron una habitación secreta en la Torre- respondió dudoso el cientifico

-¡Steve, tienes que ver esto!- grito desde dentro de la habitación secreta Clint, se escuchaba mucho alboroto, Steve y Janet se acercaron juntos, la Avispa solto un grito sorprendida y steve boqueo ante lo que sus ojos veían

-Esto es.... ¡SORPRENDENTE!- Avispa se achico y comenzo a recorrer toda la habitación volando, disfrutando de todas esas cosas

Un gran salón, todo en honor y del Capitán América, juguetes, revistas, comics, trajes, disfraces, juegos, latas, peluches, ropa y pijamas, todo tipo de mercancía del Capitán América

-Esto es tan.... Raro- susurro Scott un tanto incomodo por ver a tantos Steve's allí

-VIERNES, ¿por qué existe esta habitación y porque estaba oculta?- pregunto dudoso Steve a la nada

-Según recuerdos de JARVIS el señor Stark era y sigue siendo un gran fan del Gran Capitán América, en un inicio su gusto era tal que le exigía a su padre, el señor Howard Stark, que le comprase todo lo que tuviera que ver con el heroe patriotico, conforme avanzaba el tiempo dejo su gusto u obsesión levemente y olvido totalmente esta habitación- respondió la Inteligencia Artificial dejando estupefactos a todos

-Wow, Steve, deberías sentirte agradecido- susurro la pelirroja a su amigo

-¿De qué hablas Nat? Esto da miedo- dijo Clint

-Es sorprendente, esta colección podría ser vendida en grandes cantidades de dinero- dijo Scott, se podía ver en sus ojos el signo del dinero, pero Bruce lo regreso al suelo cuando discretamente le susurro un "Tony primero te degolla"

-¿Creen que Tony me deje divertirme aquí?- pregunto fuertemente Janet llamando la atención de todos, estaba sentada en una pequeña mesa para niños "tomando té" con una figura del Capitán América, Natasha, Clint y Scott rieron por esa escena

-Yo creí que me odiaba- dijo estupefacto el Capitán

-Para nada, siempre se mostro emocionado a tu lado- dijo Clint burlonamente

-Chicos, las hormigas me acaban de decir que Stark a regresado, yo ya me voy- y tan rápido como dijo eso corrió hacia el elevador seguido de los demás

-¡Que Steve le diga a Stark que encontramos esa habitación, a el no le hará nada!- exclamo Clint ya en el elevador y junto a los demás se despidieron de su rubio amigo que seguía mirando esa habitación

Steve ni siquiera había imaginado que su pareja había sido gran admirador suyo, pero esa habitación secreta lo dejo todo en claro, sonrió con verdadera felicidad y fue a buscar a su novio

FIN

Historias Stony ¡Lee esta historia GRATIS!