Capitulo 37. FINAL

2.7K 153 52

La muerte es como un juez de un juego, literalmente nos puede sacar del juego en el mejor momento, cuando finalmente aprendiste la técnica, va y te arranca sin remordimientos. A veces conoces a esa persona especial, que te hace querer seguir aquí, seguir este juego, pero a a veces la encuentras demasiado tarde cuando este juego finalmente se ha acabado para ti, no puedes hacer nada solo acabarlo, tampoco puedes esperar que esta lo termine contigo cuando le quedan muchas cosas por disfrutar en este, solo puedes esperar que su participación sea la más grata y feliz.

Pero la diferencia esta que si acabas el juego puedes volver a jugarlo y esto no es así, si lo acabas, este término para siempre y no hay segundas oportunidades, no podrás jugar de nuevo y hacer las cosas en las que te equivocaste bien, solo tienes esta oportunidad y si fallaste no hay segundas opciones.

Ella pensaba en como su juego estaba terminando, quizás no tuvo la mejor vida de todas, pero conoció la amistad, conoció el amor y conoció la felicidad. Muchos se preguntan que es la felicidad, muchos creen que es un estado de calma y tranquilidad en el que un momento de la vida te puedes encontrar, otros creen que son momentos, momentos de risas y alegrías, de cualquier manera ______ la encontro.

Sentada en la acera mantenía la mirada fija en el camino por donde su novia se había ido hace una hora, no podía levantarse, sentía ese peso en todo su cuerpo que le impedía levantarse y caminar a su casa que solo estaba a unos metros, si bien ella sentía que estaba bien, estaba tranquila finalmente, había vivido todo lo que podía vivir, seguía triste de alguna manera y ni ella sabía cómo era esto posible.

Ella estaba triste por todas las cosas que no podrá hacer, conocer China, bucear, tener hijos, estar con Demi, esto último era lo que más la afectaba de alguna manera, no poder estar con su novia era horrible, pero saber que Demi sufriría por esto era aún peor y ella no podía evitar que esto pasase.

Ya no pudiendo aguantar las lágrimas finalmente estallo en llanto en la calle, afirmo su cabeza a las rodillas y se abrazó a ella misma, se sentía tan derrotada, dejo su país, dejo todo atrás solo para poder seguir con algún tipo de esperanza pero aun así, aun con todo lo que habían tratado ella moriría.

Finalmente se levantó de la fría acera y camino a su casa, subió con cuidado a su habitación y al entrar cayó al suelo nuevamente.

¿Cuánto había estado llorando en el suelo? Ni ella misma lo sabía, solo sabía que la luna ya se había escondido y el sol tomo su lugar, debían de ser alrededor de las doce de la mañana, había llorado tanto que ya no sabía si su cuerpo todavía tenía líquido.

Volvió a sentir que golpeaban su puerta, su madre ya había venido unas cuantas veces a comprobar si estaba bien.

"Estoy bien madre, no te preocupes" dijo levemente _____, su voz casi no salía, no se había visto en este estado desde hace mucho tiempo.

"No soy tu madre" se escuchó al otro lado de la puerta, esa era la voz de Demi, se sentía algo quebrada igual a la suya.

La chica se paró del suelo y se arregló un poco antes de abrir, tomo un fuerte suspiro y deslizo su mano por la manija de la puerta, quedo sin palabras al ver el estado de la otra chica frente a ella, su pelo estaba echo un desastre, sus ojos estaban tan rojo e hinchados igual a los de ella, el maquillaje negro cubría sus ojos.

Sin poder evitarlo lagrimas cayeron por los rostros de ambas chicas al verse en sus estados, sin hacer nada más Demi abrazo a la chica menor, la abrazo como nunca antes, sin querer soltarla jamás.

El abrazo fue correspondido y Demi luego de unos minutos le susurro en el oído de la chica menor "No quiero soltarte nunca", ______ sabiendo el significado tras estas palabras apretó los ojos para evitar que más lagrimas cayeran, "Es inevitable" respondió _____ en el mismo tono de Demi.

Don't let me down (Demi Lovato y Tu)¡Lee esta historia GRATIS!