Capítulo XIII: Melocotón

376 31 6

Cr. img. A quien corresponda

ATENCIÓN

Este cap contine lemon (**)

*~*~*~*

Al ver las fotografías frente a él, NamJoon se sintióextrañamente frío y distante. Sabía que necesitaba explicarse, comenzar ahablar y dejar que los demás supieran en qué estaba pensando y, sin embargo, nopodía hacer eso. Las fotos deberían estar pegadas en uno de los tableros de lahabitación, con los alfileres colocados en el mapa para que todo pudieracomenzar a desarrollarse y conectarse, pero todo lo que podía hacer era mirarel escritorio de HoSeok; quieto y silencioso. Era la fotografía de Woo dondetenía puesta su atención. Había sido un hombre que había estado en la presenciade El Chico no hacía mucho tiempo, antes de que TaeHyung fuese llevado paraaparentemente tomar su posición. ¿Qué significaba esto para TaeHyungexactamente? ¿Fue esto un error? ¿Woo había sido asesinado en lugar de JungKookque supuestamente debió estar presente en la supuesta transacción, con él osolo? Podría ser un atentado fallido contra El Chico y eso no podía descartarse.Ninguno de ellos tenía pruebas de lo contrario, y NamJoon sintió que era laúnica explicación para la masacre. Eso significaba que TaeHyung pudo haber sidouno de esos cadáveres llenos de balas.

NamJoon pudo imaginarse ver fotografías de él con más agujeros que una hoja de objetivo en un campo de tiro. Su torso lleno de plomo o falto de una buena parte de la cabeza por haber recibido el disparo de una escopeta. Eso fue lo que lo asustó, lo que lo hizo sentirse un poco desmayado. NamJoon no era estúpido, no había olvidado el hecho de que TaeHyung estaba en peligro, pero todo este tiempo no había pensado en que alcanzara un nivel tan alto. El peligro más obvio en el que TaeHyung pudo haberse metido antes de este descubrimiento había sido enojar a otro hombre de Haedogje Pa o que lo descubrieran. Pero TaeHyung era inteligente y conocía a sus hombres, posiblemente no habría cometido un error tan elemental. Pero esto no fue un error elemental.

Esta era una trampa, una maldita trampa.

—¿Qué quieres decir con eso? —preguntó SungAh rompiendo el silencio momentáneo que había caído en la oficina. Su voz sacó a NamJoon de sus pensamientos y él arrastró sus ojos lejos de la fotografía de Woo para mirarla—. ¿Quién está sumándose al tablero de ajedrez?

—No tengo dudas de que este es trabajo de Kim —dijo NamJoon mientras golpeaba con sus dedos el escritorio—. Kim JinWoo, no su padre. Esto tiene su nombre por todas partes.

 El departamento volvió a sumirse en silencio ante sus palabras, el ambiente tornándose pesado como una espesa niebla. Claramente, todos quedaron sorprendidos ante la revelación, no la habían esperado. NamJoon sabía que sus compañeros formaban parte de otros departamentos, de áreas selectas que, al unirse, complementaban todo para formar una perspectiva más completa de la situación. TaeHyung era, por mucho, el que más conocía, pero no estaba ahí, lo que significaba que él ahora debía disipar las dudas. Se preguntó si TaeHyung tendría idea de esto y la respuesta fue un no, un aún no.

—¿Por qué crees que es Kim? —inquirió HoSeok, rompiendo el silencio. Se removió para doblar sus brazos sobre el escritorio, buscando una posición más cómoda—. Esa es una acusación muy grande y lo sabes. Podría ser cualquiera, ¿qué te hace pensar que se trata de Kim?

—Bueno, no tiene nada que ver con alguna relación o conexión complicada, simplemente lo asumí por intuición al ver las fotos. He visto muchos asesinatos y sé que suena extraño, pero cada hombre tiene su propio método. Como cuando diferenciamos el usado por El Chico o Jeon o un distribuidor que tiene un altercado. —NamJoon apiló las fotos y las tomó, llevándoselas cerca del tablero. Había una sección libre y organizó las fotos que irían en el tablero—. Viendo estas fotos, lo primero que pensé fue: Kim JinWoo.

House of Cards - BTS [TRADUCCIÓN]¡Lee esta historia GRATIS!