A. Gripe estacional

2.8K 342 26
                                                  

Simplemente perfecto.

De esa manera definió su tan grandioso día, Park ChanYeol.

No sólo le había tocado no dormir durante todo el mes debido a las guardias nocturnas, si no que ahora había sido designado al área de pediatría del rango más alto de Asan, por qué si, ChanYeol era enfermero hace dos años de dicho hospital, y aunque la paga era buena, nada quitaba el hecho de que no le gustaba ser parte de los cuida niños –como los llamaban algunos padres de familia– que en su mayoría eran hijos de papás con una excelente posición económica y muchas de las veces los llevaban con la finalidad de internarlos aún así fuera una simple gripe.

Esa mañana se la había hecho tarde, muuucho muy tarde.

La noche anterior intentó reponer energías para comenzar después de mucho tiempo de nuevo el turno matutino, sin embargo, se puede decir que tuvo un par de problemas serios durante la noche mientras intentaba dormir.

Su alarma lo había despertado, definitivamente lo había hecho, pero como toda persona agotada tanto emocionalmente como físicamente, no se tomó en serio que se le estaba haciendo tarde para su primer día.

Rehusarse ante su superior al enterarse de la nueva asignación no le iba a quitar la responsabilidad de atender el área, mucho menos debido a su retardo. Por que de no ser que si hubieras llegado diez minutos más temprano, te hubiera tocado el área de convalecientes que le di a MinHo, según su jefe, él no estaría lamentándose justo en el marco de la puerta hacia la zona de pediatría.


–Lamentándote tan temprano, Park.

El aludido no se dignó a mirar a la persona que lo molestaba tan temprano, pero pudo deducir que se trataba de MinHo, y otro par de enfermeros, que reían debido a su comentario.

–Si fueras un poco más puntual, no te tocaría estar atendiendo a los niños ricos.

Bien, eso era todo.

–Enfermero Choi.

Las cuatro personas se viraron hacia la persona que aparecía entre ellos, y al percatarse de quién se trataba hicieron una pequeña venía en signo de respeto, mientras que ChanYeol, bien... el quería asesinar a la persona que se encontraba frente a ellos. Claro, no en ese momento, pero si en uno muy próximo.

–Doctor Byun.

El nombrado bufó, carraspeó un poco y meneó la cabeza, mientras metía ambas manos en las bolsas de su bata.

–El paciente de la habitación veintí cuatro necesita urgentemente que le ayudes –MinHo hizó una mueca, por que todos conocían al viejo Lee, un paciente que se negaba a dejar el hospital por que según el tenía demencia, cuando realmente solo estaba ahí por que no le gustaba la comida asquerosa que realmente era muy saludable, que sus hijos le preparaban en casa.

–Si, yo... voy en seguida.

Las tres personas hicieron una venía y retomaron sus actividades, dejando al marco de aquella puerta al enfermero y al médico especializado en pediatría.

–Debería asesinarte...

–¿De verdad? –Le contestó el bajito con una sonrisa de lado.

–¿Por qué no me despertaste esta mañana? ¿Sabes que si hubiera llegado temprano no estaría...?

–¿En pediatría?

Gripe estacional [ChanBaek]Donde viven las historias. Descúbrelo ahora