Capítulo 9. Después de todo

36 1 0

Kitty, que ese era su verdadero nombre, palideció al ver allí a sus hermanos. Los tenía enfrente; cinco pares de ojos mirándola igual de atónitos que ella, en parte también, por su diferente color de pelo. Antes de dejar pasar a sus hermanos se abalanzó sobre Jimmy, quién la apretó con tanta fuerza que casi la asfixia. Después abrazó uno por uno al resto según fueron entrando en la habitación. Robbie, que la estrechó entre sus brazos con todas sus fuerzas; Mark, que la recibió con una espléndida sonrisa; Gary, quien la besó en la mejilla antes de rodearla con sus brazos; y, por último, Blair, que no pudo reprimir las lágrimas. Por fin estaban los seis. Había pasado demasiado tiempo. Pero no deberían estar allí.

—Nos alegra volver a verte —dijo ésta.

—Y a mí que estéis aquí —reconoció intentando no llorar y se quitó la peluca que cubría su larga cabellera oscura.

En la habitación del motel apenas había sitio para sentarse, por lo que los Owen se acomodaron donde pudieron, algunos incluso utilizando la pared como punto de apoyo.

—Hemos encontrado a tu hijo. Y también esto —dijo Jimmy entregándole la carta que ella misma había escrito.

—Lo siento, de verdad. Quería ir. Pero antes debía resolver unos asuntos. Por eso envié a Anne y a Christian allí. No sabía si seguiríais juntos después de la reunión, pero estaba convencida de que al menos tú estarías allí —explicó Kitty mirando a Jimmy—. No quería poneros en peligro.

—No dejé ningún número, pero Wayback aparece en la guía; eres una chica lista. Podrías haber llamado para decirnos que habías leído la carta pero que no podías venir..., o algo. —replicó su mellizo. A ella no le dio tiempo a responder—. Por la Madre, Kitty, ¿qué esperabas? ¿Que después de saber que era tu hijo no vendríamos a buscarte? ¡Cómo si no nos conocieras!

—¿Crees que no quería ir, Jay? ¿Que no tenía ganas de veros? ¡No quería poneros en peligro! Ya he perdido a alguien en esta guerra y no tengo intención de perder a nadie más. Y eso os incluye a vosotros. Jamás os he perdido de vista.

Con las miradas de todos sobre Kitty, la chica sacó de su maleta un álbum fotográfico con las páginas de cartón. Sostuvo el álbum entre sus manos de cara a sus hermanos y comenzó a recitar de memoria los titulares según pasaba las páginas, pudiendo ver el resto los recortes de periódico que había en cada una de ellas: «Ciudadano de Aberdeen de dieciocho años se proclama campeón estatal de Washington en taekwondo e irá al Nacional». La noticia hacía referencia a Jimmy, quien aparecía subido en lo más alto del podio; «Joven de diecisiete años gana el prestigioso concurso de piano Frédéric Chopin». En la fotografía principal aparecía Gary sosteniendo el premio entre sus manos, vestido con traje y pajarita; «Mark Sorensen se proclama campeón del Reality 'Cracks' y hará la pretemporada con el Manchester United». En la fotografía salía Mark con quince años vestido con la camiseta del equipo. Había ganado un concurso de habilidades futbolísticas y el premio era hacer la pretemporada con un club de la Premier League; «Arranca el nuevo 'Reality show' de baile. Conoce a los aspirantes». Debajo había un pequeño recorte con una ficha descriptiva de Robbie. Iba a participar bailando break; «Jimmy Brackwell gana el Nacional por nocaut de un solo golpe». La fotografía mostraba a Jimmy de pie sobre el tatami junto a su rival tendido en el suelo; «El ganador de 'Cracks', Mark Sorensen, se rompe el ligamento anterior cruzado y dice adiós a la temporada». Esa noticia no era del todo cierta, pues Mark nunca llegó a lesionarse. Sin embargo, decidió no seguir jugando debido al notable e incontrolable aumento de sus capacidades físicas; «El padre de Jimmy Brackwell, campeón de taekwondo de Estados Unidos, declara que su hijo no irá a los Juegos Olímpicos por motivos personales». Estos motivos eran los mismos por los que Mark abandonó la pretemporada, y por los que Robbie abandonó pocos días después de comenzar el concurso, aunque no había noticia de ello; «Blair McNamara deslumbra en su primera noche de actuación en el Mandalay Bay». Esta última era muy reciente.

Los Guardianes (I): OcasoDonde viven las historias. Descúbrelo ahora