III

219 28 4


Julia corría por los pasillos con su pistola llena de ácido detrás de dos chicos y una chica que huían despavoridos, todo estaba saliendo tal y como Silena les había dicho que seria, se sentía realmente bien, ese era el jodido día mas feliz de su vida, la emoción y la adrenalina que la recorrían de pies a cabeza no se podían comparar a nada que hubiera sentido antes, matar a alguien no se podía comparar a ninguna cosa, la manera en la que sus gritos llenos de agonía, cuando el ácido comenzaba a derretir su piel, en un momento los alcanzo, los pobres adolescentes terminaron en el suelo, retorciéndose de dolor mientras Julia vaciaba el ácido de la pistola sobre ellos, en cuanto dejaron de revolcarse y sus cuerpos no se volvieron a mover los dejo, a un lado suyo un ruido le llamo la atención, en cuanto dirigió su atención al lugar del que venia aquel ruido dio con Amberly.

Amberly estaba en la mitad de el pasillo que quedaba a su derecha, sus manos estaban levantadas sosteniendo una de las dos grandes hachas que Silena le había obsequiado para la masacre, las manos de Amberly se aferraban con fuerza al mango de el hacha y de un fuerte movimiento la enterró en la cabeza de el chico que estaba enfrente suyo, la sangre de el chico cayo encima de Amberly, el cuerpo de el chico cayo arrodillado al suelo, lo único que no lo dejaba caer por completo al suelo, era que Amberly aun estaba sosteniendo el mango de el hacha, ella intento retirar el hacha pero la había clavado muy profundamente, tan profundo que una de las puntas había partido toda la nariz de el chico por la mitad y casi sobresalía por su boca, frustrada de no poder sacarla Amberly la soltó y dejo que el cuerpo de el joven cayera al suelo, con el hacha aun clavada en su cabeza y el mango sobresaliendo de esta, Amberly se posiciono enfrente de el cadáver y luego de darle una mirada evaluadora con sus ojos miel, tomo de nuevo el mango de el hacha, esta vez apoyando su pie derecho encima de el cadáver de el chico, luego comenzó a halar del mango de el hacha para sacarla fuera de su cabeza, una sola vez no fue suficiente tuvo que intentarlo varias veces, sus movimientos eran tan bruscos que su cabello termino de soltarse por completo de la coleta que antes apenas lo mantenía sujetado, sus largos mechones de cabello castaño con visos caramelo chocaban contra su rostro con cada brusco movimiento que hacia para sacar el hacha, Julia se mantuvo tan solo observándola, estaba hipnotizada con la visión delante suyo, podía sentir su corazón acelerarse y su libido comenzar a subir con la imagen de Amberly en un sexy traje de héroe de uno de sus vídeo juegos favoritos, sacando un hacha atascada en la cabeza de alguien y salpicada de sangre, el disfraz le daba una grandiosa visión de el trasero de Amberly, aun mas en la posición en la que estaba, luego de varios intentos mas Amberly finalmente fue capaz de sacar el hacha, salpicándose con la sangre y restos de materia cerebral de el joven, su respiración estaba agitada y su cabello revuelto, pero aun así, para Julia la imagen de Amberly en esos momentos merecía ser inmortalizada.

Amberly noto la presencia de Julia y sus ojos miel hicieron contacto con los ojos cafés de ella, los ojos de Amberly miraban a Julia con reproche, supo que había estado observándola y no la había ayudado a sacar el hacha de la cabeza de su victima, tan solo se había quedado allí mirándola, Amberly abrió la boca para decir algo, probablemente le reclamaría a Julia por no ayudarla, pero no había emitido palabra alguna, cuando el sonido de el filo de una cuchilla cortando carne se hizo presente, fue en un instante y ninguna de las dos lo vio venir, Julia solo puedo llevarse las manos al cuello intentando retener la sangre que comenzó a salir de la gran cortada que tenia en este, su boca se lleno de sangre y esta salio derramada de entre sus labios cuando trato de articular con ellos hacia Amberly "Corre", el cuerpo de Julia se desplomo en el suelo dejando ver a la persona detrás de ella que sostenía la extraña y delgada cuchilla que anteriormente le había abierto la garganta, era una chica, de cabello castaño y ojos verdes, la chica miro con desprecio hacia el suelo donde  había caído el cuerpo de Julia y escupió hacia el, luego su mirada se volvió hacia Amberly quien ya había comenzado a retroceder, la chica lanzo la extraña cuchilla que tenia en la mano hacia ella, Amberly levanto el hacha intentando protegerse con esta, sin embargo la cuchilla corto uno de sus brazos, no tuvo tiempo de reaccionar hacia el dolor porque la chica había comenzado a correr hacia ella y tuvo que salir huyendo, había algo en esa chica que le daba miedo, se sentía como una presa, ya no era ella la cazadora, ahora iba a ser cazada, la chica que la estaba persiguiendo se el hacia conocida, estaba segura de haber visto esos ojos verde antes, tan solo no recordaba donde

VENDETTADonde viven las historias. Descúbrelo ahora