Rosas.

301 67 4




Tony Stark era conocido por ser el amo de las fiestas.



Ningún evento podía llamarse "fiesta" si el castaño no estaba presente.





El día de su cumpleaños todos le felicitaron, miles sino millones de regalos llegaron a la torre.




Desconocidos, hipócritas e incluso sus más cercanos amigos le felicitaron.




¿Quién no se sentiría amado por eso?.



Solamente él.




Una sola persona no le había felicitado. Y era la más importante para él.




Steve estaba en una misión, desde hace dos meses que no sabía nada de él.



Revisó su teléfono. Sintio como su corazón se comprimía de dolor, ni un mensaje ni llamada de su parte.




El imbécil de Fury lo había mandado a una misión tan secreta que la comunicación era nula




El único alivio en su corazón eran aquellas rosas que le habían llegado de su parte en la mañana.




Leyó por trigésima vez la tarjeta y soltó un suspiro.




"Feliz Cumpleaños Shellhead.

Te Amo"




Con pasos desganados ingresó a la torre, notando la gran soledad que había en ella.




Todos estaban divirtiéndose en aquella fiesta. Había fingido que se divertía.



Irónico que era el único que no se estuviera divirtiendo, aquella enorme fiesta sin escatimas en gastos que eran su estilo, parecía que fuese  para otra persona.

Hug of Roses.Where stories live. Discover now