Capítulo 1

76 6 0

Sepultada bajo libros, facturas y papeleo era difícil prever que aquello iba a funcionar. Al principio de aquel mes todo aquel material había estado perfectamente ordenado, alfabéticamente, aunque pareciese imposible, y me veía capaz de todo, pero cada vez me costaba mas ver el final del túnel.

-Aún puedo contratar a alguien para que lo haga, no tienes porque encargarte tu, Cass- dijo mi marido apoyado en la esquina de la mesa en la que estaba.- Ya verás como todo saldrá bien.

-Que no, que no. Es nuestra fiesta, nuestra presentación, nuestra responsabilidad. No me gusta que nadie se encargue de...

-Dios, Cass, eres muy cabezota, eh!- Luke cogió mi libreta, el único objeto que se resistía al desastre que había ahí montado y que no se había movido del sitio.- Es una de las cosas que adoro de ti, la verdad.

Levanté la cabeza de tanto papel y le presté atención por primera vez desde que había entrado por mi despacho.

-De verdad que no entiendo esta tontería de la fiesta post-boda. Es que no te gustó lo que monté para la boda oficial?

-No digas tonterías, cariño.- dijo levantándose ya acercándose a mi. Me cogió de la cintura y me levantó para después dejarme en su regazo a la vez que se sentaba en la silla que yo había ocupado hasta aquel momento.- Ya lo hemos hablado. Antes de que salga la noticia de la boda secreta habría que hacer una más pública. Es una estrategia, más que nada. Me encantó la boda sorpresa, de veras. Considera esta como... una boda de tapadera. Te prometo que no me lo pasaré mejor que la verdadera... o que no me lo pasaré bien. - Me miró a los ojos y puso cara de aburrimiento, con ceño fruncido y todo.

Normalmente aquello me habría hecho gracia, pero llevaba tanto estrés que solo pude que mirarme las manos.
Luke me dio un beso detrás de la oreja y puso su mano sobre las mías.

-Venga, piensa en la luna de miel que se nos viene encima. Te prometo que todo esto valdrá la pena. - Me levantó el mentón dulcemente, y aquellos ojos que me hipnotizaban me tranquilizaron.- Haré que sea así.

Tras depositar un beso en mi frente, salió por la puerta, dirección a una firma de discos en la otra punta del país.

-----

Arhytmic había aumentado en suscripciones. Sabía de sobras que más que por el baile lo hacían porque la dirigía yo. Yo, que en muchas revistas había dejado de ser Cass para ser "la prometido de Luke". Me irritaban bastante aquellas cabeceras de revistas del corazón que no desistían en la búsqueda de información sobre ambos. Las ansias de sacar-nos fotos juntos, pillar-nos en momentos íntimos e incluso intrometer-se en nuestra relación, habían aumentado con la noticia de la, para ellos, boda oficial que se iba a celebrar en apenas unos días. Luke llegó un punto que me recomendó dejar de comprar-las. No me hacían bien. Pero el problema era que en las redes sociales aquellos artículos eran difícil de esquivar. Pero llegué a entender que no había manera alguna de cambiar aquello, que básicamente tenía que aprender a lidiar con aquello. 

-Tu y yo sabemos que aquí soy yo "el marido de Cass".- dijo señalando alrededor y a la cama en la que estábamos estirados. Me cogió ambas mejillas y me susurró cerca de los labios.- Nadie puede entender lo mucho que te quiero.

Antes de que pudiera responder a aquel gesto tan dulce, lo tenía besándome encima de mi.

-------------------------


BailandoWhere stories live. Discover now