A el caballero sabio

11 0 0
                                                  

Dolores de corazones,

dolores a montones,

Levantose diestra cabeza

e miro delante

no hay quien le espante.


Mira a los ojos de su combatiente

mirada temple y calmada,

segura y atenta labia,

tú puedes, tú sabes, tú eres,

por que: caballero atenta mirada,

no hay quien le engaña,

desmiente sucias patrañas,

con su don de palabra.

PoemasDonde viven las historias. Descúbrelo ahora