彼女を愛してる?

24 8 7

• Habra más partes de esto.

• Hanahaki Disease.

• Contenido lésbico.

_____________________

Ella andaba con su rebundante alegría, caminando en uno de los pasillos en aquél edificio en donde se hacían las reuniones.

Realmente casi siempre era feliz, pero cuando la situación lo requería, se ponía lo suficuentemente seria y amenazante.

Un ángel con doble cara, tal vez.

Japón, quien estaba siendo acompañada por su gran amiga Alemania, le decía sovre lo mucho que admiraba a Estados Unidos.

– ¿Has visto su cabello rubio? ¡Es hermoso! –Era una de las tantas cosas que decía sobre la estadounidense.

– Si, lo eh visto, yo también lo tengo, ¿sabes? –Contestó seria– Pero... –Hizo una leve pausa volteando hacia la otra, mirandola con una mirada intrigante, pero sin dejar de lado su seriedad.

– ¿Shikashi...? (¿Pero...?).

– ¿No será que... Fühlst du Liebe? (Sientes amor?) –La seguía mirando, esperando una respuesta pacientemente por parte de la otra.

Al instante que la otra escuchó eso, paro en seco.

– ¿Yo? ¿Kanojo o aishi teru? (¿Amor hacía ella?), Pff, que cosas inventas Alemania-san...

Alemania no la miró muy convencida por lo dicho, pero como quiera sabía que el amor por la japonés hacía la estadounidense era obvio, y eso a ella no se lo podía negar.

– Esta bien, tal vez me gusta un poco –Japón se dejo vencer por la mirada de la otra.

– ¿Un poco? –La siguió mirando a la par que comenzaba a caminar de nuevo.

– Uh, ¡M-mira! ¡Ya llegamos! –La rubia se estaba centrando tanto en interrogar a la castaña, que ni se había dado cuenta de que ya habían llegado a su destino.

– Puede que hayas ganado, pero la próxima vez no te escaparás, ¿escuchaste Japón? –Amenazó a la otra, haciendo que esta en un rápido movimiento asintiera y la empujara levemente a otro lado para pasar a la sala.

Japón se dirigía lo más rápido que pudo a su asiento, pero como no tenía la mirada en frente (ya que seguía mirando a Alemania con mirada algo temerosa) chocó con alguien, haciendo que ella y la otra persona cayerán al piso.

– ¡Ugh! ¡Look where you're...! –Se quejaba la rubia, pero paró al ver de quien se trataba– Oh, eres tú... –Dijo con seriedad en su voz, se levantó del piso y sacudió su ropa.

– Gomenasai... –Japón imitó el acto de la otra, su cara reflejaba que estaba avergonzada.

– Whatever... –Se dirigió a su asiento como si nada de lo ocurrido había pasado.

Esto hizo que a Japón se le estrechujará el corazón, pero solo se limitó a sonreír (como pudo) y sentarse en su lugar. Lo único que pudo hacer fue esconder su cara en la mesa a la vez que sus brazos; no tardó en hacer algunos "gruñidos" tristes

Alemania, quien siempre se sentaba a su lado, lo único que se pudo limitar a hacer fue darle palmaditas en la espalda de la triste chica, a la vez que trataba de hacerla sentir mejor.

_______________

Para ser mi primer yuri, creo que me salió bien.

🌹; JapAme Things | Countryhumans Y Más.Read this story for FREE!