Capítulo 10

40 7 1

Cuando nos ubicamos en la mesa y pedimos nuestra comida, Niall comenzó a jugar con las servilletas intranquilamente, por mi parte lo observaba ansiosamente esperando a que parara con el incanzable juego. 

- " ¿Y si paras de jugar? Me estresas."  Le dije con tono cansado.

- "¡Oh! Lo lamento, pero tengo mucha hambre y pensé que jugar con esto haría que el tiempo pasara rápido, pero me he equivocado" Dijo sonriéndo.

- "Vaya, que inteligente eres, primo."

- "Calla que me amas. Prima, te tengo una propuesta algo fuera de lugar, pero tengo días pensándolo y quiero ver cómo reaccionas" Dijo cautelosamente.

En este momento sentí nervios, es decir, él nunca era tan cuidadoso para pedir algo, de hecho  siempre  era muy directo, tanto así que me sentía regañada en algunas ocasiones y él ni siquiera lo notaba, pero jamás decía nada con mala intención.

- "¡Oh vamos, Ash! No coloques esa cara que no voy a decir nada malo. Nunca lo hago" 

- "Lo lamento, me tomaste por sorpresa, pero anda, suéltalo". Dije acomdándome en la silla.

-"Bien, verás... En unos días regreso a Oxford, no sé en cuántos la verdad, pero es pronto y lo haré porque he estado resolviendo unos tramites para comprar una casa y ya no puedo hacerlo a distancia, así que volveré. Me preguntaba si querías ir conmigo y acompañarme a solucionar lo que falta, luego a mudar las cosas de la casa de mis padres a la mía y por último ayudarme con la compra de muebles y demás". Soltó todo tan rápido que me costó asimilarlo. No mentía cuando decía que era directo.

- "¡Vaya! ¿Una casa? ¿Para ti solo? No te veo valiéndote por ti mismo, si soy sincera". Le respondí riéndo, pero a él no pareció causarle la misma gracia, así que proseguí a decir. "Sería estupendo y me encantaría, pero sabes que hay  que hablarlo con la patrona Katherine y todo dependerá de su respuesta, sabes que se deprime cuando me ausento mucho en casa y por eso..."

- "Por eso no has ido a la universidad, lo sé, pero por eso te lo digo ahora y no minutos antes de irme, puedes hablarlo con ella con calma y pensarlo, no hay tanto apuro, Ash". Dije sonriéndo.

Por un momento pensé que era comprensivo al darme aquella sonrisa cargada de fuertes emociones, pero luego comprendí que ya venía el mesero con nuestra comida.

Mi cama era tan cómoda, a veces me gustaría no levantarme jamás de ella, pero como todo tenía su lado negativo, mientras me dormía siempre mi mente comenzaba un arduo trabajo. Hoy era la propuesta de Niall y por irónico que parezca, Harry. Ya ni siquiera Scott se daba un paseo nocturno por mi cabeza, lo cual comenzaba a encantarme.

Por otro lado, me preocupaba irme y dejar a mamá sola, sabía que lo de Niall iba a tardar unas semanas, quizás un par de meses y no quería dejarla sola por tantos días, así que hablaría con ella. Además, si me iba no vería más a Harry y tampoco es que lo vea mucho, pero la poca amistad que tenemos me agrada y no me gustaría perderla. Pero hay algo que Bruke dice y es cierto: "Si la amistad es verdadera, ni la distancia podrá con ella". 

En eso mi mente dejó de trabajar y se concentró en el pequeño sonido  proveniente de la ventana. ¿Quién en su sano juicio lanza rocas a mi ventana? Pueden tocar la puerta de la casa sin problema. Si es B la mato. Me levanté de mi cómoda cama y revisé el reloj: 23:30. Vaya, iba a morir cruelmente.

Al abrir mi cortina supe que Bruke era normal y que el que se encontraba mal era Harry. Estaba parado viendo hacia mi ventana, vestido con pantalones negros, un sobretodo del mismo color y un beanie rojo adornaba su cabeza. Su sonrisa era bastante clara y lucía hermosa desde arriba. 

- "Espero no  haberte despertado". Habló en un susurro alto.

- "Para nada, solo pensaba como cada noche". 

- "No quise tocar la puerta porque tu primo y tu mamá deben dormir". 

- "Mi madre sí, Niall no creo". Dije sonriéndo.

- "Bien. ¿Puedo pasar? Hace un poco de frío aquí afuera". Dijo señalando la puerta.

- "Ahm... Claro, dame un segundo"

Y como si se tratara de un asunto de vida o muerte, me cambié la pijama por algo más presentable y bajé delicadamente las escaleras hasta la puerta principal. Al abrir Harry ya se encontraba ahí ypude detallarlo mejor. Sus mejillas estaban un poco rojas y sus labios comenzaban a ponerse morados.

- "¡Oh vaya! Pasa Harry, prenderé la calefacción". Dije dándole paso a la sala.

- "Gracias". Dijo entrando con bastante timidez.

- "¿A qué debo tu visita a esta hora? Y no pregunto porque me moleste, solo me sorprende". Le pregunté mientras me sentaba en el  sillón.

- "Dije que pronto te visitaría y como no hacía nada en casa vine a hacer  lo que dije". Sonrió dulcemente.

- "Pues me parece genial". Golpeé con suavidad el mueble a mi lado para indicarle que se sentara.

- "Esta sala me trae recuerdos. Buenos y  graciosos recuerdos". Dijo mientras se sentaba. "¿Cómo vas con lo de Scott?

- "Bastante bien. Hoy me escribió mientras cenaba con Niall y no le respondí, de hecho borré su número y lo bloqueé". Al terminar de decir eso sus ojos brillaron y en sus labios apareció una sonrisa.

- "Eso es genial. Ya verás que te sentirás mejor". Dijo mientras golpeaba amistosamente mi pierna.

- "Lo sé. Harry, debo preguntarte algo y me gustaría que fueras sincero". Dije mientras me levantaba y estiraba mi mano para que  la tomara. 

- "Soy virgen". Contestó con rapidez mientras tomaba mi mano. Comencé a reír y el me siguió. 

- "No es eso, tonto. Es algo que me propuso Niall". La conduje hasta la cocina y le serví un vaso de jugo de naranja.

- "No apoyo el incesto". Dijo antes de tomar un sorbo de jugo.

- "¡Oh por Dios! Que asco. No quiero sexo con Niall, ni él conmigo. Te lo diré antes de que digas otra cosa. El rubio quiere que me vaya a Oxford durante unas semanas a ayudarlo con su nueva casa". En ese momento se atragantó y casi escupe el jugo.

- "¿Te irás?". Fue lo único que preguntó.

- "No lo sé, aún no lo sé. Tengo que hablar con mi mamá y luego decidir. Quería decirtelo para que me ayudaras a decidir". Lo vi directo a los ojos.

- "Si dependiera sólo de mi la decisión, te diría que  no te fueras y te quedaras. Pero... Tu primo necesita de ti y creo que es correcto que lo ayudes, tu madre podrá entenderlo". Dijo sonriéndo mientras analizaba mi rostro.

- "Lo hará, eso lo sé, pero no me agrada dejarla. ¿Por qué no quieres que me vaya?". Pregunté curiosa.

- "La verdad... No sé... Es decir, tu no sabes cuánto tiempo es... Y no quiero que... La cosa es que yo... Digo, es porque no podremos vernos más y me agrada estar contigo. Eres alguien genial y puedo confiar en ti". Dijo de repente.

Me pareció tan tierno su reacción que solo atiné a abrazarlo y decirle

- "No será toda una vida, solo unos días. Prometo llamar si me voy, además puedes ir a visitarne, digo, visitarnos, a Niall y a mi, a ambos". Dije mientras comenzaba a  soltarlo, pero él me apretó a él.

- "Eres una gran amiga, Ashley".

-------------------------------------------------------------------------------------------------------

Oh cielos. Lamento la tardanza, pero la universidad va a acabar con mi vida. Prometo subir tanto como pueda. Ahorita son las 22:15 aquí y debo seguir estudiando. 

Comenten y voten si les gusta, por favor. Harían a esta morena muy feliz. 

Gracias a todas las que han votado, son un sol.

Las adoro, srsly.

GRACIAS x. 

Diana:).

New Stepbrother.¡Lee esta historia GRATIS!