105

11.6K 2.2K 925

Jimin dejó la caja sobre el suelo, dio un vistazo por el lugar y se encontró con espacios vacíos donde antes solían estar sus pertenencias. No se sentía mal, era una mezcla agridulce ya que la emoción de cambiarse de hogar con Yoongi era bastante pero también era un poco extraño—triste incluso— el dejar un lugar, ese sitio al que llamaba hogar por muy pequeño que fuera.

Cambios. Durante su corta vida jamás había experimentado tantos cambios como en esos meses en los que ha estado viviendo en Seúl y por supuesto, todos los meses que lleva junto a Yoongi. Estudiar y trabajar era cansado, requería de mucho tiempo y algunas veces lo agotaba demasiado; afortunadamente lo ha sobrellevado bien, al inicio le costó acomodarse a sus horarios, sobretodo por sus horas de estudio pero poco a poco fue organizándose, sin embargo, la mudanza requería igualmente de tiempo y paciencia, si no fuera por Taehyung y Jungkook probablemente todo sería más complicado.

—Quisiera quedarme más tiempo pero mi mamá me llamó.—Taehyung caminó por la pequeña sala hasta dar con su sudadera.


—No hay problema, me ayudaron bastante.—El peli-purpura suspiró y caminó hasta su amigo.—Gracias.


—No es nada Chim, sabes que nos encanta pasar tiempo contigo.


Jimin observó como Holly caminó hasta donde se encontraban, el cachorro necesitaba su caminata y Jimin podría pasar a comprar algo para cenar debido a que la pizza se había terminado.

—Los acompaño, llevaré a Holly a caminar.


Jungkook y Taehyung asintieron tomando sus pertenencias, Jimin por su parte tomó lo necesario, antes de salir del apartamento revisó su celular esperando ver alguna notificación de Yoongi, no quería molestarlo, quería darle su propio espacio y sabía que el mayor disfrutaba de pasar tiempo con su familia, ignoró el sentimiento de preocupación cuando no vio ningún mensaje y tomó la correa de Holly quien comenzó a brincar y mover su cola muy feliz al saber que era momento de dar un paseo.

—Vamos Holly~


Los tres chicos salieron a la calle charlando y riendo sobre lo ocurrido en esas horas, probablemente habían bebido de más pero había sido divertido. Y Jimin en el fondo deseó que Yoongi hubiera estado ahí con ellos, pero no podía ser egoísta, ese pequeño lapso entre ambos también había sido bueno para él, hacía tiempo que no pasaba tiempo con Tae y pudo convivir más con Jungkook.

—¡Adiós Jiminnie!—Ambos chicos subieron al autobús y se despidieron de él ondeando su mano y con una gran sonrisa, Jimin imitó el gesto y esperó hasta que el bus tomó su camino.


Holly ladró y Jimin regresó su atención al cachorro. Se tomó un momento para disfrutar de la caminata, pasó por una cafetería donde compró una bebida de fresa y pensó en Yoongi quien probablemente le diría algo como "eso es demasiado dulce para mi" pero terminaría bebiendo un poco de la misma, Yoongi era más fan del café y le gustaba tomarlo sin azúcar pero Jimin estaba completamente de acuerdo en que contrario a sus gustos, Yoongi era una persona muy dulce.


Sacó su celular y sintió un poco de decepción al no ver una notificación, estaba muy acostumbrado a las respuestas un tanto rápidas de Yoongi, no quería ser molesto o invadir el espacio del mayor por lo que soltó un suspiro y trató de sonreír al ver como Holly seguía disfrutando del paseo.


Jimin comprendió que la distancia es algo complicado pero de igual manera entendió que cuando una persona necesita espacio, tiempo para sí mismo y su familia —sin importar quién, ya fuera Yoongi o alguno de sus amigos— él debía respetar y disfrutar de igual manera. Un tiempo a solas era sano, así que con ese pensamiento positivo continuó su camino para comprar algo para comer y comida para Mini, ya que tal vez Yoongi tenía razón, su gato comía cada día más pero Jimin no podía dejar de consentirlo.


Tinder ◈ YoonMin¡Lee esta historia GRATIS!