66. Demasiado leal

333 39 8

(Sonando "Post to be" Chris Brown ft. Jhene Aiko)

Se volvió a sentar y me miró profundamente –Sigue- dijo con los dientes apretados –Necesito que me digas sobre la falsa muerte de Chest- dije sintiendo rabia al pensar en eso –Es un chico noble, con palabra, y eso es justo el problema, demasiado leal para funcionar- dijo son simpleza –Di lo que tengas que decir- presioné –Eso no lo responderé yo, lo responderá él- sentenció.

- ¿Qué hay del Royal? – él alzó una ceja sin comprender –El Royal no existe, y caminé por sus pasillos, caí por una de sus ventanas, caminé por sus jardines y estatuas, ahora dime que no es real-

-No es real- sonrió malévolamente –Pocas personas pueden verlo, y eso solo pasa cuando Jones quiere que lo hagan- mordí mi mejilla –Y lo que quería de ustedes era solo que consiguieran el liberum animarum, es todo- Su celular sonó en su bolsillo y sonrió al ver de quien se trataba –Querida Madisson, aquí está tu inspiración para ayudarme a ganar- puso su teléfono en alta voz y una voz conocida habló –Madisson, por favor, tienes que ayudarme, no sé dónde estoy, no sé quiénes son ellos- dice Palmer ahogada en llanto.

-Maldito infeliz- gruñí fulminándolo con la mirada –Lo tomaré como un cumplido, Louis te llevará a que te arregles, porque niña déjame decirte te vez fatal ahora mismo- hizo una seña con su mano y Tyler entró de nuevo en la estancia –Necesito a Madisson lista en seis horas, dile lo que necesita saber para trabajar- concluyó abriendo la puerta y desapareciendo en la oscuridad.

Caminé en silencio mientras Tyler tomaba mi brazo y me jalaba para ir donde ordenó Joe, abrió una puerta de metal dejándome ver una cama y ropa sobre ella, otra puerta que de seguro es un baño, soltó mi brazo para cerrar la puerta.

-Esta es tu ropa, cámbiate- ordenó con voz fría –Idiota- murmuré –Te escuché Madisson- reprende -Me importa una mierda- dije más fuerte, él tomó mi brazo de nuevo con fuerza pegándome a su cuerpo.

Su delicioso y varonil aroma inundó mis fosas nasales –No aprenderás a ser prudente ¿verdad? – preguntó en un susurro contra mi mejilla, permitiéndome sentir su fresco aliento –Suéltame- ordené con voz débil –Me llegó un rumor de que te vas a casar, espero y no sea cierto- dijo soltándome y caminando por la estancia.

-Es cierto- mentí, al decir eso su rostro se volteó bruscamente hacia mí, sus ojos chocaron con los míos y se acercó rápidamente y me aprisionó con la pared, su rostro decía que podía romper mi cuerpo en miles de partes por furia.

-Creo que fui lo suficientemente claro la última vez que hablé contigo- sus manos a la altura de mis hombros no me permitían salir –Resulta que no eres nadie para mí, no tengo que hacer lo que dices- reclamé, él apretó más su mandíbula –Eres mía, quieras o no, me vale una mierda, quien sea él, o que tienen ustedes dos, y por favor Madisson, ambos sabemos que aún me amas-dijo con superioridad.

-Sigue mintiéndote así, Tyler, eres pasado, ya no eres parte de mi vida- dije viéndolo directo a los ojos, le quería, pero en este momento solo quería lastimarlo, -La que debe dejarse de mentir eres tú, Madisson, aun veo ese sentimiento en tu mirada cuando me ves- dice sonriendo de lado.

- ¿Cuál? ¿La que dice claramente te odio? – pregunté sarcásticamente, negó aun sonriendo, se acercó aún más rozando sus labios con los míos haciendo que mis sentidos se debilitaran –Puedo sentirlo aun Madisson, sigo teniendo el mismo efecto en ti- sus labios se apoderaron de los míos.

Me dejé llevar moviendo nuestros labios al ritmo que me sabía de memoria, no podía aferrarme a él por las sogas en mis muñecas, pero él jugaba con mi cadera.

- ¿Lo ves? – preguntó sobre mis labios, lo empujé lejos de mí y caminé hacia la ropa, -Solo dime que tengo que hacer, estos estúpidos juegos me aburren- dije con indiferencia –Cámbiate, cuando termines te lo diré- volviendo a su expresión fría, se alejó y salió por la puerta.

Me dispuse a salir, después de haber tomado una ducha, lavar mis dientes y cambiarme, al gran estúpido de Tyler se le había olvidado soltar la soga en mis muñecas así que me las tuve que ingeniar para cortarlas yo misma.

_____
Cof Cof.

¿Que diceeeen?

Ni yo misma se que esta pasando JAJAJA.

¿Les gusta que ponga canciones en los capítulos o no?

Siganme en Insta: celeste.c.j

¡Pura vida!

Yo nací para arder.¡Lee esta historia GRATIS!