Plaga

39 0 0
                                                  

Guardó la billetera con su cédula de identidad, el recibo del perfume de Claudia, el permiso de conducir, la tarjeta de cliente frecuente de la lavandería de la esquina, el número de Macarena anotado en una servilleta del bar donde pasó anteayer, su identificación del gimnasio al que iba todos los sábados, una vieja boleta de la tienda donde se compró los zapatos junto a otra con el costo de las flores de Ana, el maltratado envoltorio de un preservativo sin usar, un papel doblado en varias partes con el soso poema que compuso y copió en una carta para María, los tres últimos comprobantes de pago de uno de sus teléfonos móviles, una vieja fotografía en el fondo donde aparecía la bonita Lucía, y la hoja bien doblada con el resultado de su examen VIH positivo.

Relatos de un mundo sin genteDonde viven las historias. Descúbrelo ahora