Capítulo 16

455 63 8

Control

Una luz se filtro al abrir los ojos. Todo se veía borroso, pero su vista se fue acostumbrando poco a poco. Le dolía levemente a el costado izquierdo del abdomen, sabiendo el por que.

-¿Estoy viva?- Fue lo primero en preguntar al sentarse en la cama.

-Completamente- Respondió el doctor con alegría. Kagome observó a su alrededor, encontrándose con dos miradas doradas que la miraban con atención, manteniéndose en silencio.

-¿Hace cuanto estoy dormida?- Sonaba confundida.

-Estuvo en coma durante cinco semanas- Informó con calma el doctor, viendo a su paciente más confundida aun- Su bazo sanguíneo se rompió por la bala que recibió, tuvo una hemorragia interna, la cual casi le costó la vida, sin embargo permaneció muy fuerte y pudo salir adelante. Aunque el cirujano tuvo que extirpar el bazo, es por eso que desde ahora va a tener que vacunarse y tomar los medicamentos recomendados. Bueno, ya que sabe esto, vendré más tarde- Dijo con un asentimiento, y salió con prisa, ya que tenía más pacientes en espera.

-cinco semanas, eh- Susurró más calmada- Veo que te encuentras perfectamente- Le habló a Sesshomaru con una leve sonrisa- Y al fin conozco al famoso Inuyasha- Luego dijo con la sonrisa más grande, viendo al nombrado.

-Me agrada me sepas sobre mi- Se acercó a ella coquetamente, pero fue detenido por el daiyokai- Solo bromeó- Dijo de inmediato al ver que su hermano lo fulminaba con la mirada- Oh, y mi hermano solo necesitó dos minutos para que se cerrarán las heridas al sacarle las balas y como dos transfusiones de sangre- Comentó cruzándose de brazos.

-¿Dónde está mi madre?- Tuvo la oportunidad de preguntar al no verla por allí.

-Aun no sabemos donde esta- Dijo Sesshomaru enojo- Naraku no quiere hablar, dijo que contará todo, pero solo a ti- Los ojos de Kagome se abrieron de la sorpresa.

-¿Naraku sigue vivo?- Su ceño se frunció.

No se si soy estúpida o tengo un corazón muy grande, pero jamás desee su muerte. Muy dentro de él es un humano asustado, solo que los demonios dentro de él no lo dejan ver.

-Lamentablemente- Está vez habló el híbrido- Los médicos pudieron salvarlo, solo necesitó lo mismo que Sesshomaru. Aunque no está en libertad, la policía ya lo tiene encerrado. Fue un juicio breve, ya que todo se fue en su contra, y le dieron cadena perpetua- Aquello tranquilizó a la joven humana.

-Quiero verlo- Fue lo único que cruzó por su mente en ese momento.

-¿Estas loca?- El daiyokai dio un paso al frente, estando con el ceño fruncido.

-Él sigue teniendo a mi madre, Sesshomaru. Es la única fuente para llegar a ella. La policía no puede hacer nada y tú tampoco, lo sabes- Lo enfrentó con valentía- Así que lo iré a ver- Dijo decidida con su mirada desafiante.

-Te acompañare- Él también pareció decidido.

-No- Se negó rotundamente, manteniendole la mirada.

-Kagome- Advirtió con enojo.

-En realidad- Interrumpió Inuyasha ese momento tan tenso- Me gustaría que me acompañes a el departamento de Naraku. Tengo que hacer un allanamiento judicial en ese lugar mañana en la mañana, y tú eres muy bueno para esas cosas- Carraspeó un poco la garganta al ver sus miradas asesinas hacia él.

Protector demoníaco |Sesshome|¡Lee esta historia GRATIS!