-34

1K 53 6

Pedido anonimo.

Aviso de one shot.

—Podrías dejar de mirarlo como si fuera el ser más hermoso del mundo y hacerme caso Moon—Mina, mi mejor amiga, llamó mi atención al darse cuenta que no la estaba escuchando, si no que estaba mirando a Jungkook, uno de los amigos de mi hermano y co...

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Podrías dejar de mirarlo como si fuera el ser más hermoso del mundo y hacerme caso Moon—Mina, mi mejor amiga, llamó mi atención al darse cuenta que no la estaba escuchando, si no que estaba mirando a Jungkook, uno de los amigos de mi hermano y como es de lógica, el chico que me gusta.

Es que es el ser más hermoso del mundo—suspiré sin apartar la mirada de él.

Estábamos en la hora de descanso después de largas y aburridas horas de clase, Jungkook estaba sentado con su grupo de amigos mientras comían y charlaban, mientras que yo no tenía otra cosa que hacer más que mirar al chico que me vuelve loca a la lejanía. A veces me daban ganas de pegarme por estúpida y cobarde.

Lo más seguro es que él no sepa ni de mi existencia.

Pero lamentablemente está coladito por tí—lancé las palabras con frialdad mientras seguía comiendo con la mirada en la mesa, pensar en que el chico que me gusta estaba por mi mejor amiga jodia un montón, pero no me preocupa ya que Mina está saliendo con uno de mis primos, además de que sé que ella no sería capaz de hacer nada en contra de mi, ni yo en contra de ella.

Juramento desde primero de curso.

Sentí la mirada de lástima de Mina en mí. Rápidamente borré los pensamientos negativos y le sonreí a mi amiga.

Tranquila, estoy bien.

Me encantan tus ojos,—comentó mirando fijamente estos—son grandes y expresivos, y tienen un color azul hermoso.

Me sonrío con dulzura, me sonrojé por el repentino comentario.

Solían decir siempre lo mismo de mis ojos, al ser por parte de mi madre canadiense, no tenía tantos rasgos coreanos.

Mis ojos eran azul cielo, era pelirroja por natural y tenía el pelo rizado, aunque me lo solía alisar casi siempre ya que solían mirarme demasiado extraño por eso. Una de las cosas que saqué de Corea era mis rasgos faciales, que eran finos y bastante delicados, mi cuerpo era delgado pero no tanto como el de las chicas que viven en este país, y mi piel es bastante pálida.

¿Estás ligando conmigo?—le sonreí divertida.

Ya quisieras.

Unos cuanto minutos más tarde entre risas y bromas, el timbre que indicaba que teníamos que retomar las clases sonó. Todos abandonaron la cafetería quedando yo y Mina recogiendo todavía nuestras cosas de la comida.

Estaba colocando todos los papeles y plásticos en la bandeja para luego ir a tirarlo, cuando procedía a ir ha hacer lo último un líquido rosa y viscoso empezó a recorrerme entera, pringandome todo el pelo y el uniforme.

°ʲᵘᶰᵍᵏᵒᵒᵏ ʳᵉᵃᶜᵗᶤᵒᶰˢ°¡Lee esta historia GRATIS!