63. Una buena excusa

400 47 24

-No deberías estar tan nerviosa- dijo Vic a mi lado, -Estamos a punto de nuestro primer día de universidad ¿Cómo no voy a estar nerviosa? –respondo alterada, ella bufa y empezamos a caminar hacia la puerta de la universidad.

-Debe ser una broma- digo molesta –Vaya no esperaba verte aquí hermosa- aprieto los puños -No quiero escenas aquí- advierte Vic –Piérdete Sean- él se lleva una mano al pecho fingiendo estar ofendido, pero no quita la expresión de burla de su rostro –Pero si Madi y yo nos llevamos muy bien- ruedo los ojos - ¿Así? No me digas- digo con sarcasmo, él sonríe maliciosamente.

Conozco esa sonrisa, y no trae nada bueno.

Su mirada se dirigió a algo detrás de mí, pero no le di importancia –Si y lo voy a demostrar- dio un paso rápido en mi dirección y me dio un casto beso en los labios, sonrió con suficiencia y se marchó en seguida.

Volví a ver a Vic que tenía su póker face, sentí un cuerpo a mi lado y escuché un susurro en mi oído –Te lo advertí- volví a ver su rostro y claramente lucía totalmente enojado –Acostúmbrate, aquí no se hace lo que tu quieres- tomé a Vic del brazo y caminamos a nuestra primera clase.

Las demás clases transcurrieron con normalidad, con miradas fugaces entre Sean y yo, y otras miradas de advertencia de Tyler, llegó la hora de almuerzo, entré a la cafetería con mis audífonos puestos, vi la melena rubia de Palmer en una de las mesas, junto a Vic, así que caminé hasta ellas y tomé asiento.

Entablamos una conversación animada, pero nos interrumpió el sonido de las puertas corredizas de la cafetería, una figura masculina y de cabello castaño entró con una sonrisa nerviosa y buscando algo con la mirada.

Cuando la mirada del chico se enfocó en nosotras las lágrimas volvieron a mis ojos.

¿Qué mierda hace el aquí?

-Chicas- llamé sin apartar la vista del chico –Díganme que no soy la única que está viendo a Chest acercándose- digo con la voz entrecortada, volteo y me encuentro con las caras de mis amigas en shock.

Se sienta junto a nosotras y nos observa calculadoramente, mi cuerpo está inmóvil, han pasado tantas cosas que ya no sé si estoy yo en el infierno o los muertos empezaron a aparecer.

-Chest…- susurra Palmer mientras lloraba –Aquí estoy- dijo con miedo a nuestra respuesta –Síganme- dijo mientras se levantaba, nosotras no apartamos la vista de él aún horrorizadas, nos levantamos y caminamos detrás de él hasta la parte trasera de la estructura.

-Puedo explicarlo- dice al ver nuestras caras –En realidad no, pero se resume en que estoy bien- dicho esto mi mano se cierra en un puño y le golpeo la mejilla y parte de su labio y este empieza a sangrar.

-Si está vivo- digo sonriendo, pero mi rostro se transforma en enojo cuando me doy cuenta de que fingió su muerte –Eres un imbécil- dice Palmer acercándose a él peligrosamente –Hemos llorado por días por tu supuesta muerte, y ahora llegas aquí como si no pasara nada- lo toma por su camisa blanca y le da un rodillazo en la boca del estómago.

Chest se retorcía en el suelo de dolor –Chicas se acaban de enterar que está vivo y ¿ya lo quieren matar? – pregunta Tyler saliendo de otra puerta, lo fulmino con la mirada, y mi pecho se oprime al ver que también mintió sobre eso - ¿Por qué no me sorprende verte aquí? – pregunté con sarcasmo –Tienes bajas expectativas de mí- dijo serio, guardé silencio y rodé los ojos.

Chest recuperó como pudo y volvió a ponerse de pie –Me lo merezco lo entiendo, pero también quiero un abrazo- dijo abriendo sus brazos y haciendo un puchero como un bebé, sonreímos vencidas y nos acercamos a él fundiéndonos en un tierno abrazo.

-No nos importa porqué pasó esto, solo importa que estas aquí- dice Palmer con sus ojos llorosos abrazando fuertemente a Chest y Vic asiente dándole la razón sonriendo a uso pasos de ellos, Chest posa su mirada sobre mí que estoy a unos pasos de distancia observando todo calculadoramente, repasando una y otra vez la situación.

Tyler me estaba viendo de igual manera, esperando mi reacción, vuelvo mi mirada a Chest con mis brazos cruzados y él habla –Pensé que estarías feliz- dijo separándose cuidadosamente de Palmer que también me observaba con atención.

-Madi, no he estado contigo por mucho tiempo, pero se nota que has cambiado- dijo Chest situándose en frente de mí –Probablemente- le dije y me aclaré la garganta teniendo la atención de todos –Madisson…- advierten las chicas al unísono, ellas saben lo que estoy pensando y como voy a reaccionar.

-Bueno querido Chest- digo con hipocresía y una sonrisa falsa y él frunce su ceño –Resulta que, a mí, si me interesa oír una buena explicación, porque no soy idiota así que es mejor que tengas una buena excusa por hacernos llorar o yo misma voy a enterrarte- amenazo con voz firme y veo a Tyler sonreír de lado viéndome.

_______
Algo tarde lo sé, espero que les gusteeee.

¿Ideas?

¿Que les gustaría que pasara?

¿Aún creen que Tyler siente algo por Madisson?

¿Que creen que pasó con Chest?

Síganme en Instagram: Celeste.c.j

Bsos.

Yo nací para arder.¡Lee esta historia GRATIS!