6. Reacciones Químicas

835 121 86
                                          

☀☁♥
Someone to you-Banners

Al día siguiente, Hyunjin apareció caminando con una sonrisa de oreja a oreja ¿La razón? Había dejado la carta con su número telefónico en la biblioteca como decía dbY. Con eso estuvo esperando toda la tarde un mensaje de ese misterioso chico amante de la ciencia. Aunque lamentablemente nunca recibió tan esperado mensaje. 

Hyunjin se sintió avergonzado, le dio información personal a una persona que no conocía y que quizás este lo iba a usar para burlarse de él. Estuvo así lo que quedaba del día y  a la mañana siguiente despertó con una agradable sorpresa, un numero privado le había enviado un mensaje:

"Hola, lindo sujeto..."

El pelinegro quiso responder inmediatamente, pero se hizo el difícil y decidió hacerlo en unas horas. Tampoco quería hacer sentir mal al chico, de todas formas algo debía significar darle su número ¿no?. Llegó a la escuela feliz de la vida, saludó a cada persona que se le cruzaba, incluso a esas chicas que siempre lo acosaban. A lo lejos logró ver a Felix; su compañero de clases y "amigo cercano" de Changbin, se acercó sonriendo e inmediatamente quedó paralizado cuando sus ojos cayeron a la hermosa sonrisa del chico enfrente del pecoso. 

Muy tierno

Kim Seungmin reía cerrando sus brillantes ojos, quedando en dos pequeñas líneas. Hyunjin no recuerda haber visto una sonrisa tan bonita.

—Hola Hyunjin, ¿Qué tal?—Lee Felix no era estúpido, le contó un chiste a Minnie sobre un perrito y su amigo comenzó a reír como el niño que era. En esos segundos vio a Hwang caminar hacia a ellos sonriendo sin que el pelirrojo se diera cuenta, el pecoso se emocionó por la manera en que el más alto se quedó mirando a su amigo; completamente embobado. 

Automáticamente Seungmin calló y sus mejilas comenzaron a teñirse de rojo. Hwang Hyunjin estaba ahí, mirándolo. Quiso sonreír pero la vergüenza ganó y escondió su cara entre sus manos.

—Ho-hola Felix...Minnie—respondió cortésmente y volviendo en sí. El pelinegro desvió la vista al menor de hermosa sonrisa y le guiñó con unos de sus ojos. No lo pensó.

Kim Seungmin se sentía en el cielo. Recordaba todo lo que habían conversado en enfermería y la coqueta respuesta del mayor. Además aún no le respondía el mensaje que con tanto esfuerzo se demoró en escribir.

Los dos chicos asintieron y caminaron junto a Hyunjin a sus clases. Seungmin se mantenía alejado y callado, no se sentía cómodo estando tan cerca, mucho más de lo que hubiera imaginado. 

—Eh, tengo que hablar un momento con Changbin hyung, ustedes sigan sin mí—Felix se despidió de Seungmin y le susurró rápidamente—solo...pregúntale.

El pelirrojo quería morir ahí mismo.

Hyunjin a ratos rozaba las manos del menor (no porque lo deseaba, claro).

—Si quieres tomarla deberías pedirlo, ¿no crees?—soltó Seungmin inconscientemente.

Mierda, yo y mi manía de pensar en voz alta.

—¿Q-qué?—dijo el pelirrojo asustado—Espera, no quise decir eso, na-nada más era una broma já—intentó reír.

—Quizás tengas razón, debería pedírtelo, pero sé que dirás sí.

Y así lo hizo, en medio del pasillo el soltero, codiciado y hermoso Hwang tomó de la mano a un enamorado pelirrojo.

Ninguno sabía que hacían, tampoco qué pasaría después.

Solo disfrutar de la piel de otro, agarrados muy fuertes, sin importar los murmuros o gritos a su alrededor.

—Minnie, tu mano siempre está fría.

Hyunmin es Ciencia☁[h.h + k.s]Stray KidsDonde viven las historias. Descúbrelo ahora