Capítulo VIII. Resultados imprevistos...

3.2K 102 30

Le conté a mi madre lo que me había pasado y no dudó ni un segundo en llevarme al hospital.

Llevabamos varias horas allí,haciendome radiografias y pruebas para saber que me pasaba.Nos habían puesto en una habitación provisional a la espera de saber los resultados.

-Debería llamar a tu padre...-se decía mi madre más bien para ella misma.

-¡Ni se te ocurra!Además él esta en Argentina y tampoco creo que le importa mi estado de salud.

-No digas eso cariño, desde el momento que se fue me ha estado llamando muy a menudo para saber de ti,por no hablar de los innumerables correos que te ha mandado...

-Bueno pero no quiero que le llames, además no me pasa nada...

Mi madre se levantó de la silla que estaba al lado de mi cama y me dió un suave beso en la frente.Ella más que nadie quería creer que lo que yo acababa de decir era cierto.

Tras media hora más de espera el médico hizo acto de presencia.

-Digame doctor, ¿Qué le pasa a mi hija?-dijo mi madre dejando a la vista su preocupación.

-Su hija esta completamente sana no se preocupe.- y nada más decir eso las dos suspiramos con tranquilidad. Aunque esperaba que no fuera nada grave aquella confirmación me hizo sentir mucho mejor.

-¿Puedo hablar con usted a solas?-me preguntó el doctor.

Mi madre me miró intrigada e hizo un amago de levantarse a lo que yo le dirigí una mirada para que no lo hiciera.

-Tranquila mamá. Lo que me tenga que decir lo puede hacer delante de ella.-le dije esta vez al doctor.

-¿Está segura?-me preguntó de nuevo.

-Completamente.-no sabía que era lo que me iba a decir pero no había ningun motivo por el que mi madre no pudiera estar allí escuchando.

-La causa de que orinara sangre ha sido originada por el aborto accidental que ha tenido.Le mandaremos una medicación para desechar cualquier resto de líquidos que le pudieran dañar pero por todo lo demás está en perfectas condiciones.

Y mientras hablaba yo aún seguia procesando la primera frase.¿Aborto?Es imposible.

-Doctor no sé que pruebas me hallan hecho pero es imposible que haya sufrido un aborto.

-Le hemos realizado todo tipo de pruebas y está todo claro.Estaba embarazada de dos semanas y creemos que por causas de estres o bien porque su cuerpo no se haya adaptado bien ha sufrido ese aborto.

-Le repito...no puede ser que yo estuviera embarazada...-¿Me estaba volviendo loca y acaso no recordaba algo tan importante?No.Era imposible.Yo era virgen y no podía estar embarazada si nunca había mantenido relaciones sexuales.

El medico me mostró las pruebas que tenían los analisis que me habían hecho y los cuales habían detectado que el líquido que aún tenía en mi cuerpo era de un embarazo.

-Esto es imposible...-me decía para mi misma mientras observaba los documentos.

-Bueno debería venir en una semana para que comprobemos que despues de la medicación no tiene restos de líquidos perjudiciales en su organismo.Ahora ya puede irse en cuanto guste.-me decía el medico sin saber que más decir.Mi cara en esos momentos era para fotografiarla,no podía salir de mi asombro.El medico se despidió de nosotras amablemente y se fue.

-Hija...sabes que cuentas con mi apoyo ¿Verdad?-me decía mi madre preocupada por mi reacción.

-Mamá...esto no puede ser.-en esos momentos me daba igual hacerle la declaración que iba a realizar.-mamá soy virgen.-le dije seriamente y sin salir de mi asombro.

Aventura zombie *Parte 1 y 2 unidas* (Sin editar)¡Lee esta historia GRATIS!