Usar la Biblia (III)

64 5 37

Las cosas son como son
porque Dios así lo quiere

Algunos nacieron para ser ricos y otros para ser pobres
pero una vez que mueran
llegarán al cielo y encontrarán la felicidad

Dichos populares


Recién con el otro artículo caí que ya es Semana Santa y yo acá pidiendo la separación de la Iglesia y el Estado. Bue, un acto fallido o una casualidad. La cosa es que también se quemó Notre Dame, una pe-na, aunque no hubo víctimas y ya donaron varios millones y la infraestructura se salvó y hay muchos lugares históricos que se fueron a la mierda y no pueden andar pidiendo más guita de la que ya les damos ¿y entienden que la Iglesia está salvada desde hace mil quinientos años, no? mejor cambiemos de tema, decía que mi pareja, seguramente porque le conté sobre qué escribía, me dice che, tenés que ver Bienaventurados los mansos, así tenés para argumentar o te ponés peor, una de dos.

El documental está bueno, es argentino, lo recomiendo y si bien hay mucho que ya sabía y poco que me sorprende, me deja claro que al final tengo que ahondar en lo que es hoy la Iglesia. Porque yo en mi tierna ingenuidad creía que no tenía tanto poder como antes y acá está, prácticamente una Multinacional con acciones en Wall Street, viviendo de donaciones, lavando dinero, sin pagar un peso de impuestos, recibiendo millones por año, con miles de tierras a su nombre y otros tantos decretos a su favor.

¿Y por qué?

Más allá de su Hipocresía, con mayúscula, y bien que se cambiaba de bando, si te lo ponés a pensar es bastante funcional a cualquier gobierno. Si tiene a las clases más bajas dominadas y controladas. Lucra con la pobreza. Les da la cara para prometerte el cielo, cuando hacés una comida por día. Porque tenés que aguantar. Porque en el cielo somos todos iguales. Pero acá no lo somos. Y no creo que Dios quiera esto. No quiero caer en que es el opio de los pueblos, pero puedo agregar que los pueblos también se la quieren fumar. Buscan alivio y refugio en la Iglesia, por no hablar de la lógica retorcida de la culpa y el castigo. Quiero separar a los creyentes de todo esto, porque en general no se llevan ninguna tajada y están muy lejos de tener paraísos fiscales. Además me gustaría creer, de hecho, para mí, creer en Dios te debería acercar al otro, empatía (¿qué es la respuesta a todo? sí) básica, lee sobre la vida de su hijo y decime qué sacás de ahí. Quiero decir: debe haber gente que desea ayudar, con una mano en el corazón. Estoy convencida de que la hay. Sin embargo, a veces cuesta. Los antiderechos son un caso ejemplar.

Marchando obviamente contra los Derechos Humanos

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Marchando obviamente contra los Derechos Humanos.

Marchando obviamente contra los Derechos Humanos

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.
No hay lugarDonde viven las historias. Descúbrelo ahora