XIII: El clan

85 9 9

Vino corriendo hacia nosotros un pequeño demonio humanoide de color azul, portaba una espada que casi era más grande que él, algo irónico pues la espada no medía más de medio metro.

-Ya pensábamos que no volverías a vernos - dijo el pequeño con una voz que me sorprendió debido a que tenía unos bajos que no cuadraban con su cuerpo -, algunos incluso abandonaron el clan ya que te creían muerta. ¿Qué ha ocurrido todo este tiempo?

-Lo siento, he tenido que esperar hasta que el hechizo que Ryo utilizó en su hermano para que fuese invisible frente a los demonios desapareciese y, posteriormente tuve que entrenarle para poder estar a la altura del Emperador R. y derrotarle - contestó Ai a su pregunta. - Chicos - dijo refiriéndose a nosotros -, este de aquí es Kyuul, el creador de este lugar y mi tío.

- Encantado señor Kyuul - dije yo -, mi nombre es Goro y soy el hermano de Ryo. Estos de aquí son mis amigos: Ryuuga, Mutsuki y Kora.

- Encantado de conocerle - dijeron todos a la vez.

- El placer es mío - dijo Kyuul a modo de respuesta -, sobre todo el de conocerte a tí Goro... Tú y tu hermano sois los primeros demonios mestizos que han aparecido en mucho tiempo, por lo que sois muy poderosos y valiosos. Por este motivo el Emperador R. mató a vuestra familia y os expulsó de nuestro planeta hacia la Tierra, todo esto utilizando sus grandes dotes de engaño para decir que tu padre, nuestro verdadero Rey, murió de una enfermedad y que tu madre, nuestra antigua Reina, murió por depresión, dejándole a él el poder de gobernar el planeta.

- Si logró engañar a todos, ¿cómo es posible que pudieseis descubrir la verdad? - pregunté yo, algo desconcertado.

- Descubrimos la verdad gracias a tu tío, que trabajaba de manera secreta para tu padre, por lo que al ver a su hermano asesinado a manos de un farsante habló conmigo, su mejor amigo, y montamos este clan para realizar una rebelión - contó Kyuul.

- ¿Mi tío? ¿Dónde está ahora mismo? - pregunté, esperando poder hablar con alguien de mi familia.

- Sígueme - me dijo -, te llevaré hasta él. Tus amigos si quieren pueden tomar algo de beber, invita la casa - dijo dirigiéndose a Ai con una sonrisa.

Entramos por una puerta que daba a unas escaleras a un sótano oscuro y comenzamos a descender. A medida que avanzábamos se iba haciendo más y más oscuro hasta que mucho más abajo logré divisar una pequeña ráfaga de luz.

Al llegar a la habitación me encontré con un anciano con una gran barba y pelo canosos, de estatura media, delgado y de ojos negros. Al verme se levantó de la silla en la que estaba sentado y vino corriendo en mi dirección.

- ¡Goro! Sabía que vendrías - dijo con gran entusiasmo -, tu hermano estuvo contándome de manera muy activa acerca del Proyecto Sombra y de lo que supondría que aprendieses a controlar tus poderes.

- Señor - intenté decirle de la manera más educada posible, sin hacerle perder la alegría -, me alegro que esté contento de verme pero... ¿Sabe usted quién mató a Ryo?

-Pero bueno chico, déjate de formalismos, no te acuerdas de mí pero soy tu tío, mi nombre es Ray - dijo con sonrisa burlona - y, respondiendo a tu pregunta - su expresión cambió de la alegría a la ira de manera inmediata -, fue la mano derecha del Emperador R., alguien llamado Yio. Fue enviado a matar a tu hermano después de que Ai se quedase en la Tierra.

- Ray, ¿me ayudarías a tomar la venganza al Emperador R. y a Yio por la muerte de nuestra familia? - pregunté, de manera muy seria.

- Por supuesto Goro, tienes todo el clan a tu disposición, llevamos bastante tiempo esperando este momento. Mañana mismo empezamos ideando un plan, pero ahora deberías descansar - me dijo Ray.

- De acuerdo, muchas gracias.

Hice caso a lo que me dijo Ray y subí a la habitación a dormir. Esa noche tuve pesadillas.

My darkest sideRead this story for FREE!