XXIV: la fiesta

240 10 6

comenzó a tocar la puerta pero al no conseguir respuesta toco el timbre seguidas veces haciendo que el sonido sea insoportable. camine rapidamente hasta la puerta y la abrí de golpe.

-que pasa?- había mas chicos con el, cada uno con una botella en la mano. todos levantaron los brazos y comenzaron a gritar "si" en cuanto me vieron.

-¡si!-Noah grito y olí el alcohol en su aliento y entendí todo-bella salvando la noche- se tambaleo un poco al hablar pero volvió a exclamar un "si" luego de esa frase.

había 3 chicos mas con el a los cuales no les preste atención.

-apolo te necesita en mi casa-Noah hablo otra vez con una sonrisa en su cara.

-dile que me llame.

- ya lo hizo pero-comenzó a reírse sin sentido alguno- no le contestabas.

camine con ellos hasta la casa gram, luego de unos cuantas exclamaciones de "si" llegamos.

había gente en la puerta fumando y se veían las luces de colores, la música estaba exageradamente alta y había gente bailando en la parte de adentro.

-donde esta apolo?- le pregunte a uno de los chicos que estaba con Noah anteriormente. este me miro y abrió la boca para hablar pero termino vomitando mis pantalones.

-¡si!- los otros chicos exclamaron felizmente viendo como su amigo caminaba hacia una planta para seguir vomitando.

no pensé que los borrachos serian tan positivos.

el olor llego a mi nariz dándome arcadas, corrí hacia la casa intentando llegar a las escaleras para buscar a apolo en el camino cruzándome con personas en el mismo estado que Noah. encontré las escaleras luego de 5 minutos, subí a la habitación de apolo y ahí estaba el, acostado con su teléfono.

-hola,necesito pantalones- se sentó en la cama al verme, miro mis pantalones y sonrió.

-que te paso?

-los amigos super positivos de tu hermano me vomitaron-me apoye en el marco de la puerta para mirarlo.

- bethany dejo un poco de ropa la ultima vez que vino- se levanto y busco algo debajo de su cama- ve y cámbiate en la habitación de mi madre- me dio un bolso negro y me señalo, la que pensé, la habitación de karen.

me adentre a esta cerrando la puerta detrás mio, mire la habitación , las paredes eran blancas y la cama de dos plazas también, saque ropa de la bolsa había ropa interior camisetas y unos pantalones de pijama grises. quite los míos y al tirarlos al suelo un papel voló desde abajo de la cama. Me incline para recogerlos y nunca espere lo que vi.

reformatorio ESTUDIOS CITY de londres

alice karen jones queda sentenciada a pasar 3 años en el reformatorio de la ciudad de londres para luego tener cadena perpetua en la cárcel del estado, debido a la acusación del asesinato hacia merethid william, connor jones y grace jones.

la acusada deberá permanecer en la prisión del estado hasta que muera, tiene derecho a pedir la pena de muerte la cual se llevara a cabo en la misma prisión.

me quede en blanco con el papel en la mano, un calor subió por mi estomago hasta mi garganta y mis manos comenzaron a temblar, los ojos se le llenaron de lagrimas y comencé a releer una y otra vez el papel.

tuve miedo, no solo por Noah, Apolo y Simón, también por mi, ella había matado a sus propio padre y su hermana,¿de que seria capaz?.

salí de la habitación casi corriendo, puse el papel en el bolsillo de los pantalones y en mi mano derecha sostenía mi antigua prenda. entre a la habitación de apolo sin tocar, el seguía acostado en el mismo lugar que antes pero ahora leía un libro. se giro para mirarme y dejo su libro a un lado.

- no te quedan tan mal-luego de hablar miro mi cara- ¿estas bien? estas pálida- se levanto para quedar a unos metros de mi.

-tu madre es peligrosa, tienes que irte. tus hermanos igual, ella es mala- casi lloro al estar hablando con el seguía en un estado de shock.

apolo se cruzo de brazos mientras seguía mirándome.

-quien te crees que eres para venir a decir que mi madre es "peligrosa"- hizo comillas con sus dedos en la ultima palabra.

-yo se de lo que te estoy hablando, apolo por favor vete de aquí- se me hizo un nudo en la garganta al hablar y mi voz cambio.

apolo arrugo las cejas y soltó una risa.

-estas loca, y no voy a permitir que hables así de mi madre, y creo que tu tienes que irte- me paso por un lado y se paro al lado de la puerta.

-solo escúchame- le rouge pero el negó.

-adiós- hizo un gesto con la cabeza para que me valla.

con mi dignidad en el piso camine fuera de la habitación, para que apolo cierre la puerta con un portazo en mi cara.

NoahRead this story for FREE!