Capítulo 82

202 22 2

Camila POV

Lauren estaba a salvo por fin. Todo había terminado de una vez por todas. Ya podríamos volver a nuestras vidas tranquilas de antes.

Fue horrible saber lo que había estado pasando a través de una llamada sin poder hacer nada. Me sentí impotente. Pensé que le pasaría algo cuando supe que se habían escapado por el bosque. Pero al final todo había salido bien y los únicos heridos habían sido Miller y sus cómplices.

Miller estaba en cuidados intensivos después de los dos disparos que recibió. Le habían dado en el lado contrario del corazón, pero le han dado en una de las arterias y por eso ahora mismo se debate entre la vida y la muerte.

Ahora nos encontrábamos en casa de Lauren. Los policías ya se habían ido después de explicarnos detalladamente que había pasado.

Una de las cosas más sorprendentes de la noche fue ver a Keana vestida de policía. Tenía que hablar con ella y pedirle que me explicara todo. Aunque me hacía una idea de que había estado haciendo todo este tiempo después de verla hace un rato. También tenía que agradecerle por haber ayudado y salvado a Lauren. Mi chica de ojos verdes estaba bien gracias a ella y se lo voy a agradecer siempre.

— Creo que ya deberías ir a descansar, mi amor —dije con un tono dulce, acariciándole la mejilla a Lauren.

Ella me miró con una sonrisa tonta y con sus ojos brillando a pesar de estar cansada.

— Quédate está noche conmigo, Camz —me pidió, acercándose un poco más a mi.

— Lo haré —dije antes de que ella me diera un beso.

— Te quiero —susurró en medio del beso, provocando una sonrisa en mi rostro.

— Yo también te quiero, Lauren —dije cuando me separé de ella.

No podíamos profundizar el beso cuando nuestros familiares y amigas aún estaban aquí.

Pronto se fueron todos a casa y yo me quedé con Lauren.

Dormimos abrazadas toda la noche y despertamos a la hora de comer. Estábamos muy cansadas, sobre todo Lauren, y por eso dormimos bastante.

Después de levantarnos y comer, los Jauregui nos contaron que Miller no había podido sobrevivir y había muerto hace unas horas. Sinceramente no me daba ninguna pena. Me sentía aliviada porque eso significaba que nunca volvería a molestarnos.

Ahora solo meterían en la cárcel a sus cómplices, que en realidad casi no habían hecho nada. Solo querían recibir parte del dinero que Miller pensaba llevarse de la empresa Jauregui. Se habían encargado de vigilarnos y de proteger a Miller si pasaba algo. Pero de todas formas debían pagar por ello, aunque de eso ya se encargaba la justicia.

Durante la tarde estuvimos en comisaría arreglando unos papeles y dando testimonios sobre lo que había pasado.

Descubrimos que Alexa Ferrer había ayudado a Miller. No había hecho gran cosa. Pero su objetivo era separarnos, aunque no lo consiguió. Por ello recibiría una multa y tendría que cumplir unos meses de servicios sociales, ya que solo había proporcionado información sobre nosotras durante un tiempo corto.

También descubrimos que Keana había estado ayudando a la policía y a los investigadores para atrapar a Miller. Nos contó todo desde el principio. El como había hecho creer a Miller que lo estaba ayudando como Alexa Ferrer, pero en realidad solo proporcionaba información a la policía y como después, con mi ayuda, habíamos hecho que Lauren me contara todo. Y, por último, como había ayudado para salvar a Lauren.

Era increíble. Nos había estado ayudando todo este tiempo y no nos habíamos dado cuenta. Los únicos que lo sabían eran los Jauregui, pero no habían dicho nada al respecto porque les habían pedido discreción para que el plan no saliera mal.

Lauren POV

Habían pasado unas semanas y todo había vuelto a la normalidad en nuestras vidas.

Solo faltaba algo para que todo estuviera como antes, y de eso me encargaría hoy en la noche.

Le envié una mensaje a Camila para asegurarme de que no surgiría ningún imprevisto.

Lauren: ¿Preparada para esta noche?

Solo tardó unos minutos en contestarme.

Camz: Sí, amor. Por fin, podemos ir a cenar juntas.

Lauren: Y sin ningún problema. Es un alivio.

Camz: ¿Vendrás a buscarme tu o voy yo a por ti?

Lauren: Te iré a buscar yo. Paso a las 8 por tu casa.

Camz: Está bien. Te espero a esa hora. Ya quiero verte.

Lauren: Yo también quiero verte, bebé.

Estuvimos un buen rato diciéndonos frases cariñosas que me provocaban una gran sonrisa en mi rostro. Era feliz con Camila a mi lado. No quería perderla nunca. No podría soportarlo. Quería que estuviera conmigo para siempre. La quería más que a nada en este mundo. Incluso más que eso. Y espero que ella también, aunque estoy segura de que sí porque nos hemos demostrado cuanto queremos estar juntas siempre.

La tarde pasó rápido, y ya quedaba poco para que fuera a buscar a Camila para ir a cenar. Así que me vestí y me arreglé. Cuando estuve lista, me despedí de mis padres y mis hermanos, y fui a buscar a Camila a su casa.

Cuando llegué a su casa, bajé del coche para tocar la puerta de esta. No tardó en abrir la puerta la chica más hermosa de mi vida.

— Estás preciosa —dije con una sonrisa —. Siempre lo estás.

Se ruborizó y eso me hizo sonreí aún más.

— Tu también lo estás —dijo acercándose para darme un beso en los labios.

Se despidió de su familia y nos subimos a mi coche para ir al restaurante.

No tardamos en llegar y cuando bajamos del coche, Camila se dio cuenta de en que restaurante estábamos.

— Me trajiste a este restaurante cuando me pediste ser tu novia —dijo Camila con una gran sonrisa.

— Lo sé. Fue una noche muy especial —dije, recordando ese día —. Vamos, Camz.

Entramos en el lugar y nos llevaron a la mesa que había reservado días atrás. Este lugar era muy lujoso y exclusivo. Aunque para mi lo mejor de esta noche no era el restaurante, sino estar en compañía de Camila.

La noche pasó rápido con risas y frases cariñosas y llenas de amor. Entonces, antes de que nos trajeran el postre, decidí decirle todo lo que sentía por ella.

— Camila, te he traído esta noche aquí para decirte todo lo que siento por ti —empecé, mientras ella me miraba con sus ojos marrones —. Desde que te conocí te convertiste en una persona especial para mi. Hemos pasado por muchas cosas para llegar hasta donde estamos. Cosas que podrían haber impedido que estuviéramos juntas, pero hemos conseguido superarlas. Y deseo con todo mi corazón, que nada nos separe nunca más. Quiero estar siempre contigo porque me haces feliz y quiero sentirme así todos los días de mi vida. Quiero un futuro contigo, y espero que tu también lo quieras conmigo —me detuve unos segundos antes de decirlo —. Te amo, Camila. Te amo a pesar de todos los obstáculos que hemos pasado. Te amo más que a nada en este mundo. Y te voy a amar siempre. Y por eso quiero que volvamos a estar juntas y que esta vez nada nos separa. ¿Quieres ser mi novia, Camila?

Camila estaba con los ojos llenos de lágrimas. Y con una gran sonrisa en su rostro. Mientras yo esperaba nerviosa su respuesta.

— Por supuesto que quiero ser tu novia —dijo después de unos segundos —. Yo también te amo, Lauren. Eres la persona más importante de mi vida, y prometo hacerte feliz todos los días.

Nos dimos un beso para sellar nuestro amor. Era el día más especial de mi vida, aunque todos los días con Camila lo eran.

Después de que trajeran nuestros postres y nos fuéramos del restaurante, nos dirigimos a un lujoso hotel. Había reservado una suite para nosotras. Sería una noche increíble con mi novia.

Loving You Despite The Obstacles | CAMREN¡Lee esta historia GRATIS!