Capitulo 1

71 3 3
                                                  


En el primer beso descubri , que nunca iba adejarte ir 

 Anonimo



-¡Mami!- Sebastian estaba tan contento hoy seria su quinto cumpleaños , su madre le habia hecho una enorme tarta de fresa y su padre habia prometido llegar temprano del trabajo

- ¿Que pasa cariño?- pregunto su madre sobandose la gran barriga que sobresalia de su cuerpo menudo

- Hay un hombre buscandote afuera - dijo agarrandose a la gran falda de su madre

-Bien pues vamos- La mujer tomo la mano pequeña del pelirrojo y lo llevo a fuera donde los esperaba un hombre alto y robusto que llebaba puesto unn traje de policia

- Oficial Henry ¿En que puedo sevirle?- El hombre la miraba triste , y aunque intento dar la noticia en un tono neutral se notaba un deje de tristeza en su voz

- Lo siento , Elisabet , Eduard tuvo un infarto- Elizabet se quedo en shock ,por un momento ningun sonido salio de sus labios , Sebastian a pesar de que no sabia con certeza que era un infarto sabia que era algo muy malo y que nunca volveria a ver a su papa

5 Años despues

La relacion de Sebastian y su madre habia cambiado despues de que su padre falleciera , ella le habia confesado que no era su madre , pero no hablo mas sobre el tema . Por supuesto el la seguia viendo como su tesoro mas preciado es lamentable que ella a el no. La llegada de los gemelos habia trascurrido un mes despues de la muerte de su padre , Elisabet habia pasmado toda su atencion en encontrar empleo y habia dejado de lado al mas grande de sus hijos . El pelirrojo se encargaba de la limpeza y de cuidar a sus hermanos , aunque el y la cocina no se llevaban bien . Sus hermanos siempre actuaban egoista queriendo que su madre dejara todo para estar con ellos , tal vez a Sebastian le molestara que fueran tan niños cuando a el se le habia privado de serlo . Era su cumpleaño numero 10 pero como siempre no se hablaba de eso en casa , no oia un felicidades , ni recibia un abrazo de su madre , simplemente se encerraba en el sotano que se habia convertido en su habitacion. Hacia un año que habia dejado la escuela , su madre dijo que alguien tenia que ocuparse de los niños mientras ella trabaja y ahi estaba, otro 15 de diciembre solo en el frio piso . El dia empezo como cualquier otro , se levanto a vestir a sus hermanos para que fueran al prescolar , encontro a su madre con una botella en la mano , se le habia olvidado , ella siempre bebia en su cumpleaños . La miro desde lejos , sus ojeras se distinguian en la claridad de sus ojos lilas

-¿Que quieres?- le pregunto en el frio tono con el que siempre se dirigia a el , tan diferente al de haca 5 años

- Nada , señora- Si esa fue otra de las tantas reglas de su madre , no queria ser llamada mama

El pelirrojo fue a la habitacion de sus hermanos Aidan y Julian , ambos peleaban por un carro , siempre era lo mismo , es cierto que habia pocos jugetes pero tanto les costaba compartir

- Estence tranquilos

- Tata- dijo Julian el mas pequeño de los gemelos , abalanzandose sobre su hermano mayor - Aidan no me quiere dejar jugar con el

- Aidan ven aqui- El mayor de los hermanos rubios se acerco mirandolo arrepentido - Ambos deben compartir

- Quiero que mama juegue conmigo- dijo el menor quejandose

- Ella esta ocupada ahora , no puede

- Siempre esta ocupada- dijo Julian apoyando a su hermano

Saga Zodiacal 2 : Ese bicho es mioWhere stories live. Discover now