Capítulo 2

4 0 0

Sólo 2 semanas eran necesarias para encariñarme con ese chico llamado Justin, lo conocía ya demasiado bien y él a mí. Me encariñé con otros chicos más, pero Justin era más importante para mí, 

En mis recesos casi siempre estaba con Matt, Ryan, Chris, Jhon, jake y Justin por supuesto me juntaba casi con puros hombres, pero también tenía amigas como: Ariana, Daphne, Lauren y Noah, pero ellas no eran mi tipo, las conocí así.

Cuando conocí a Justin no nos hablamos durante 2 días, así que practicamente estuve sola en esos recesos pero no podía seguir así.

—Hola —le dije a una chica pelirroja— ¿cómo estas?

—Bien ¿y tu? —me sonrió, era linda esta chica.

—Bien, gracias

—Me llamo Lauren ¿tu como te llamas? —me preguntó cortés.

—____

—Lindo nombre, de verdad me gusta.

Llegaron 3 chicas más con unas ensaladas de la cafetería.

—Chicas tenemos una nueva amiga.

Se presentaron y me cayeron bien.

Todas son delgadas y altas, con bonito cuerpo y de tez clara, lo único que las diferencia es el color de ojos, cabello y su caracter.

Ariana: Ojos verdes y cabello castaño, es de caracter un poco fuerte, es cariñosa pero puede llegar a ser odiosa.

Lauren: Cabello ondulado de color rojo, ojos color cafés, es muy divertida, pero presumida.

Daphne: Cabello negro lacio largo, ojos negros, tiene caracter fuerte y es presumida.

Noah: Es rubia de cabello ondulado, ojos color miel, es presumida, divertida, aveces odiosa.

Dos días después estaba comiendo una ensalada (era muy tipico comer ensaladas con ellas), y de pronto llega alguien y me tapa los ojos y me besa la mejilla.

—¿Quién soy? —voz aguda ronca, esa hermosa voz.

—Justin —me destapo los ojos.

—Chicas me la voy a robar un rato —me tomó la mano y me jalo.

Y ahí conocí a Ryan, Chris y Jhon, son chicos muy lindos y divertidos.

No me gusta estar con ellas cuando estamos con los chicos, cambian demasiado, se acercan los chicos a nosotros y se vuelven las chicas más odiosas y presumidas de la escuela.

Después de que Justin me robará no me volví a juntar con las chicas durante 5 días, hasta que un día estaba con los chicos sentada en una de las mesas de la cafetería y las chicas se acercaron y dijeron que si yo era amiga de ellos, ellas también debían serlo. Ahí fue cuando las odie más.

Más que amigos.¡Lee esta historia GRATIS!