Capitulo IV

3.3K 239 4

Jane se levantó, buscando a   Thunder, pero no lo logro encontrar.
Jane comenzó a salir del bosque, camino hacia la calle.
El agua de sus zapatillas hacia un extraño sido a medida que caminaba.  
—Hola, ¿Cómo estás? — dijo Derek, con un tono de voz que hizo enojar mucho a Jane, como si nada hubiese pasado, como si toda la semana que estuvo ausente no hubiese pasado nada.
— ¿Dónde estuviste? — le preguntó Jane. Aun no pidiendo creer que le hable de esa manera, como si hubiesen pasado dos minutos desde la última vez que se vieron.
—Tuve que salir fuera con su madre, estas toda mojada, ¿Qué te paso? — dijo mirando a la chica de arriba abajo.
—Quise nadar— le respondio, no le quería dar explicaciones, y menos decirle que se lanzó al agua a salvar a un chico que se estaba ahogando, ya que ella creía que sonaría arriesgado, y que Derek se preocuparía por ella, e intentaría ser un amigo sobreprotector, desees de haberse separado una semana.
Continuó caminando, mirando hacia adelante, no prestándole atención a él.
—A nadar, ¿con la ropa puesta? —.
—Sí, ¿algún problema? —
—No—. La cara de Derek cabio completamente por la manera en que Jane le había contestado.
—Debo irme— dijo.
No le prestó atención, solo asintió con la cabeza y continuó caminando.


Al llegar a su casa, subió las escaleras, bajo el molesto sonido de sus zapatillas llenas de agua.
Lanzo la ropa mojada sobre una silla, y se dirigió hacia el baño. 
Espero el momento al ver a la bañera llena y giro el grifo para apagar el agua. Pequeñas gotas continuaron saliendo y caían sobre la bañera formando círculos.
Jane se introdujo dentro de la bañera y comenzó a pensar en todo o que había pasado.
Nath y Derek desaparecieron, me desmaye y soñé que una boca de tormenta me succionaba y desperté en el hospital, cuando salí del hospital un chico me estaba observando, Derek regresó de quien sabe dónde porque estuvo haciendo quien sabe quién, y toma todos los días que no estuvo como cuatro simples segundos, pensó.
—Ah y el chico que salve— dijo.
Su nombre ocupo su mente.
—Thunder— dijo en voz baja.
Por un momento ella no recordaba su nombre, hasta que recordó el tatuaje.
Rápidas imágenes pasaron por su mente, sobre la manera en que lo salvo,
¿Cómo había podido ella hacer eso?, solo arrastrando sus manos por el cuerpo del chico había podido salvarlo.
Comenzó a tocar suavemente el agua y luego lentamente comenzó a levantar su mano. Nada sucede.
Jane continúo haciéndolo, por un momento se sintió tonta, por estar intentando algo que fuese tan…extraño. Se sentía como si pudiese hacer magia.
Era eso o ella estaba enloqueciendo.
Así que golpeó la mano contra el agua haciendo que esta salpique.
Jane comenzó a buscarles razones logias a lo que había sucedido como:
Debió de haber sido que las presiones en su pecho realmente resultaron y lo que vi fue el resultado de los golpes, no sus mágicos movimientos que yo creí, pensó.
Los intentos lógicos iban cambiando cada vez más:
Quizá fue su propia fuera por tratar de respirar. Escupió el agua y yo creí que fue gracias a mí.


Despertó, con el ruido del viento entrándole por la ventana, que olvido cerrar el día anterior.
Le costaba abrir sus ojos, así que se levantó, se dirigió hacia el baño.
Coloco el tapón y lleno el lavamanos de agua fría. Al llegar tapo el resaquero del agua y giro la manilla del agua fría cuando se llena sumerjo su cabeza dentro.
Recordó que no había atado su cabello al ver cómo caía sobre el agua. Pero no le dio importancia, porque al  fin y al cabo no le haría daño.
Sacó su cabeza de dentro del agua, y tomo una toalla.
Choco su cara sobre ella y el seco, luego con sus manos agarro su cabello formándolo una cola y comenzó a escurrirlo sobre el agua estancada sobre el resumidero.
Cuando logro quitarle toda el agua posible comenzó a sacudir sus manos, para secarlas.
Al sacudir sus manos todas las gotas comienzan a salir de su mano.
Continuo salpicando el agua, a Jane se le vino a la mente una imagen de esas máquinas de peluches, su mano le recordaba a el gancho.
Al levantar su mano, Jane noto como si en el agua saliera un bulto de agua hacia afuera.
Así que bajo su mano otra vez y la elevo rápidamente son tocar el agua.
Pequeñas gotas salieron del agua y quedaron suspendidas en el aire.

AQUA¡Lee esta historia GRATIS!