X

94 7 1

En las épocas tristes, yo solía, aun recuerdo, acomodarme en tu cuello, respiraba tranquilamente hasta cerrar los ojos.

Tu odiabas que tocaran tu cuello.

Me gustaba jalar tu cabello cuando te besaba.

Tu odiabas poco a poco mi cercanía.

Y entonces me fui. 

MÉLANCOLIE¡Lee esta historia GRATIS!