capitulo quince

1K 56 11

-Como estuvo tu cita? –pregunto mi abuelo, tenía esa mirada de complicidad, y aunque sé que no era por lo que paso no pude evitar sonrojar, o eso intente, posiblemente ahora con mi piel tan blanca, ni siquiera se note

-estuvo bien, fuimos a bailar

-me alegro, quiero que te sigas divirtiendo, no permitas que esto te cambie. Daniel es un buen muchacho, me agrada

-abuelo, solo somos amigos, no te hagas ilusiones 

-así empiezan, y luego caen rendidas, lo mismo le paso a tu mamá

-si pero mamá era humana, recuerdas

-y?, eres vampira, lo sé pero eso no quita que tengas un corazón, y que algún día palpitara aceleradamente por alguien, y me temo mi querida Samanta que ni tú, siendo tan dura podrás negarte al amor

-pues tendrá que ser de un vampiro, ya que si no lo recuerdas no envejecemos, tendré 19 años por siempre, no puedo enamorarme de un humano

-créeme, cuando lo encuentres, te harás de mañas para conservarlo

-como digas- termine mi desayuno y me fui a entrenar, después de dos horas subí a darme un baño, recibí un mensaje de Daniel:

Daniel: Hola hermosa, he decidido hacer

lo que me pediste, hablare con Kanius

Yo: bien, te lo agradezco intenta convencerlo : )

Daniel: Lo haré, pero me deberás una ; )

Yo: ok

Deje el teléfono y me vestí, en eso escuche el timbre de la casa y baje, mis amigas habían llegado antes, entramos y nos sentamos en la sala, había decidido contarles mis planes, se lo merecían, ellas habían estado ahí para mí, por lo que no podía esconderles nada.

-cómo te fue en tu cita? – pregunto Lilia

-estuvo bien

-vamos Sam, no vas a contarnos con detalles, queremos saber – dijo Carolina

-pues fuimos a bailar

-¿te beso?- pregunto sofí, con cara de interés

-sí, lo hizo – dije algo nerviosa, no sabía si contarles lo que paso, pero me gustaría escuchar su opinión- de hecho paso algo extraño, pero no sé cómo decirlo

-oh por dios, lo hicieron? – pregunto Lilia a gritos

-no, qué, no bueno no exactamente

-y que se supone que significa eso?

-bueno, cuando estábamos en el auto fuera de casa, nos besamos, pero después se fue haciendo más pasional y …

-y que, vamos samanta, no es la primera vez que hablamos de eso

-ok, es solo que es algo vergonzoso, yo lo mordí, ok, lo estaba besando y cuando me di cuenta ya lo estaba mordiendo

-oh, y el que hizo? – pregunto Dana

-nada, bueno pues creo que le gusto

-crees? Eso que significa

-ok, le gusto, mucho, digamos que demasiado, pero no es el punto, el asunto es que fue diferente que contigo Darla, yo bebí su sangre y luego solo lo deje, no me salí de control

-bueno, eso es porque conmigo solo era sangre, solo querías alimentarte y era tu primera vez, y con él lo convertiste en una acto sexual- dijo muy quitada de la pena, mientras que yo sentía que se me ponía la cara roja

Nosferatu¡Lee esta historia GRATIS!