Capítulo cuatro.

40 2 0

Narra Justin: 

-Yo soy Georgina. Me dijo sonriendo muy coquetamente, yo la miré y rodé los ojos ya que era de las que le hicieron eso a la pequeña linda. 

- No me importa quién seas, ahora, llevo prisa ¿me dejas pasar?. Dije apartándola nuevamente pero en ese momento ella se acercó mucho a mí. 

- No finjas que no te gusta, bebé, además vi como mirabas lo que le hacíamos a la tonta ¿quieres unirte a nosotras? 

- Sí, está bien. Asentí sonriendo y puse mi mano en su cintura y comencé a bajarla lentamente. 

... 

Narra Becky: 

Oh por Dios, me va a besar... Entonces un celular interrumpió ese momento, y me separé rápidamente, era el celular de él, yo miré hacia otra parte y él tomó el celular. 

Narra Austin: 

Ya estaba a punto de besarla, y se sentía tan bonito estar tan cerca de ella hasta que un maldito celular sonó haciendo que nos separemos, maldije por debajo hasta que me di cuenta que era el mío, contesté sin siquiera darme cuenta quién llamaba. 

- Hola ¿quién eres y por qué me interrumpes en tan bonito momento? Al decir esto pude notar que Becky rió y yo también lo iba a hacer hasta que oí la voz en la otra línea. 

-¿Qué momento? ¿acaso me recordabas, bebé?

- ¿Qué quieres, Lola? Dije de mala gana y Becky borró la sonrisa que tenía. 

- Uy, andas de malas, mi amor. ¿Te gustaría salir conmigo hoy? 

Iba a hablar, pero entonces Becky se levantó y caminó bueno casi corrió fuera de allí, colgué el teléfono y fui detrás de ella. 

Narra Justin: 

La sujeté fuerte de la cintura y la aparté de mí riendo ya que ella pensaba que yo caería en esa estupidez, al apartarme caminé hacia otro sitio y siento que alguien choca conmigo, de pronto pierdo el equilibrio, hago que ambos caigamos al suelo y esa persona quedó dobre mí, iba a gritarle de inmediato hasta que vi con quién había chocado y era esa chica linda. 

- Hola... Fue lo único que dije y le sonreí. 

- Discúlpame, soy muy distraída. Dijo intentando levantarse pero la sujeté de la cintura y no se lo permití. 

- No te disculpes, yo también estaba distraído. Ella nuevamente intentó separarse. 

- Ehm, me tienes algo apretada ¿me dejas levantarte? Dijo sonriendo algo incómoda a lo que yo reí. 

- ¿Y si mejor te cargo y te llevo a mi habitación para nunca olvidarme de esa hermosa sonrisa que tienes? Hice una de mis mejores miradas para intentar derretirla con esta. 

- Eso sería un secuestro. Rió y se levanto extendiéndome su mano para que yo también me levantara, tomé su mano y me levanté pero obviamente no apoyé mi peso en su mano ya que es una chica. 

- Pero lo disfrutarás. Dije colocando un mechón rebelde de su cabello detrás de su oreja.

- ¿A cuántas más le has dicho lo mismo esta semana? Dijo levantando una ceja y yo reí fuerte. 

- Si te digo que eres la única en toda mi vida ¿me creerías? Susurré acercándome a ella y entonces alguien la apartó completamente de mí... 

- Qué carajos... Dije y miré a la persona que la apartó de mí que era... 

Uy, ¿se pondrá seria la cosa? ¿qué pasará? JAJAJA.  Voten y comenten, mis amores. 

¡Cada voto y cada comentario cuenta! ♥ ☺ 

#iambeasterecua #EcuadorianBeaster 

@BeckyGEcuador www.facebook.com/BeckyGEcuador 

La empleada.¡Lee esta historia GRATIS!