Capitulo 34

126 17 0

Por la fama de Steven, supongo que muchos creen que me hará daño. Ya mi forma de ver a Steven no es la del imbécil, egocéntrico que odiaba. Ahora veo su parte buena, esa que tenía escondida. 

Quince minutos y Steven apareció. Me sonrió y me dio un beso en los labios. 

Steven: ¿Mucho rato aquí?

Carrie: Un poco.

Me abrió la puerta y espero a que yo entrara. Mientras me colocaba el cinturón él entro y encendió el auto. Espero no equivocarme, espero y Steven realmente haya cambiado. Carrie deja de pensar en eso, él cambio lo ha demostrado. Al llegar estaciono el auto y yo lo mire antes de bajar. 

Steven: Pasare mañana por ti, ¿Si?

Carrie: Esta bien. –sonreí.

Me despedí y entre a la casa. Como siempre estaba sola, reinaba el silencio. Subí a mi habitacion y me lance en la cama. Quisiera dejar de sentirme culpable.

* * *

Izzy: Pronto dejaras de sentirte culpable. –lo mire extrañado-. Pienso buscarle una novia a Axl.

Carrie: ¿Sigues con esa idea? –reí-. Estas muy loco, ¿Lo sabes?

Izzy: Solo estoy ayudando a ambos. –sonrió-. Ambos me lo agradecerán. 

Carrie: Al menos si se busca otra será feliz. 

Izzy y yo caminamos hacía la cafetería y ahí nos encontramos con Brooke, Axl y Duff. Nos sentamos junto a ellos y comenzamos a hablar de cosas sin sentido. Axl se veía mejor que estos últimos días, al menos estaba sonriendo. No veía a Steven desde que me trajo y ni siquiera había entrado a la primera clase. No estaba en la cafetería y tampoco estaba… Kate. Deja de pensar tonterías Carrie.

Axl: ¿Te pasa algo? –dijo tan bajo. Sólo yo escuche.

TN: No. estoy bien, ¿Por qué?

Axl: Te noto preocupada. ¿Es Adler?

TN: No, estoy bien de verdad. –sonreí-. Solo pensaba. 

En ese momento Brooke hablo lo que hizo que Axl dejara de preguntarme. Unos veinte minutos más y el timbre sonó. Tomamos nuestras cosas y comenzamos a caminar hacia el salón. Al entrar me encontré con Steven, quien miraba fijamente hacia la puerta. Su mirada era distinta, estaba nervioso y dejo de mirarme. Camine hacia mi puesto y como siempre Izzy se sentó a mi lado. 

Por suerte no me preocupo que me pasaba, creo que si me preguntaba le respondería de una mal manera. Me gire para ver a Steven y lo vi hablando con Slash. Ambos estaban muy serios y por las muecas de Steven tal vez no era algo bueno. Mire al frente y vi a Kate hablando con sus amigas, ella tenía una sonrisa en su rostro. 

Me trate de concentrar en la clase para dejar de pensar en Steven y Kate. Izzy varias veces tuvo que darme golpecitos en el brazo, puesto que el profesor me preguntaba y no respondía. El timbre sonó luego de una hora y media de castigo para mí. Tome mi bolso y espere a que todos salieran, detuve a Steven y lo mire.

Carrie: Hey, ¿Te pasa algo?

Steven: No… No Carrie. –dijo entre triste y nervioso-. Estoy bien. 

Carrie: ¿Seguro?

Steven: Sí. ¿Quieres que te lleve?

Carrie: No. Izzy va a llevarme. 

Steven: Entonces iré a tu casa en la tarde, ¿Si? –tomo mis manos.

Carrie: Sí. Estaré allá. –sonreí.

Steven: Bien. Nos veremos más tarde

Me dio un beso en la mejilla y… se fue. Aunque no quisiera esto me preocupaba más, Steven estaba actuando de una forma extraña. Salí del salón hacia a fuera buscando a Izzy. Lo encontré hablando con… Erin, si la chica nueva. 

Izzy: Carrie, ¿La recuerdas? –dijo sonriente.

Carrie: Sí, la recuerdo. –sonreí-. Izzy… quisiera irme.

Izzy: Oh, claro. –se despidió de Erin y comenzamos a caminar-. ¿Te sucedió algo?

Carrie: No, sólo quiero ir a casa.

Caminamos hacia su auto. Una vez dentro Izzy comenzó a conducir. Sabía que algo le pasaba a Steven, aunque otra parte de mi quisiera creer que no. Si Steven no quería decirme no iba a preguntarle. Al llegar a mi casa Izzy se estaciono.

Carrie: Gracias Izzy. –sonreí.

Izzy: No me agradezcas.

Carrie: Adiós.

Le di un beso en la mejilla y baje del auto.

Attitude.¡Lee esta historia GRATIS!