Pov's de Harry:

Me levante con un gran dolor de cabeza. Una gran resaca, ni siquiera me acuerdo de lo que sucedió ayer. Solo me recuerdo en la forma que abby se movía mientras estaba bailando. Y lo estúpido que fui al decir que la necesitaba., en realidad ni se por que lo dije. Tal vez si la necesite, pero ella a mi no, mas bien ella me odia y no la culpo.

Quite el cuerpo de vanessa de mi lado. Estaba sujeta a mi como una pegatina, esta tan molesta. En lo único que es buena es en el sexo.

Salí de la cama y me puse mis pantalones. Baje a la cocina a buscar algo de comer. Muero de hambre. La voz de abby se escucha desde afuera. Su voz está dulce como un maldito tarro de miel. A veces es odiosa y no la soporto al igual que la de su fastidiosa amiga que por desgracia es mi novia.

"Buenos días Harry" –me saludo zayn. Ugh odio estar en una escena de "una familia feliz".

"ujummm" –bufe, abriendo la puerta del refrigerador. Tome la leche y el cereal. Mi favorito.

Lo serví en un plato que se encontraba ya en la mesa. No me importa de quien sea pero ya es mío.

"Deberias pedir permiso antes de tomar las cosas" –Chillo abby, por supuesto enojada.

"Acaso dice tu nombre, además tu no tienes nada que reclamar. Ni siquiera vives aquí" –espete.

Abby abrió su boca sorprendida.

"No vivo aquí, pero esa no es la razón por la que me trates de esa manera. ¿Qué demonios sucede contigo?" –exclamo molesta.

Me encogi de hombros y le di una probada a mi cereal sin mirarla.

"¿Qué pasa hermano?" –dijo niall, dando unos golpecitos en mi espalda.

"Nada por aquí" –dije con la boca llena de cereal.

"Hey zayn" –niall saluda a zayn.

"¿Cómo estas hermano?" –Zayn voltea a ver a niall y vuelve su mirada a la comida.

"muero de hambre" –niall se aleja y va el refrigerador a buscar algo de comer.

Termino mi cereal y tiro mi plato en el lavavajillas. Salgo de la cocina, dándole una mirada a abby. ¿Tiene la camiseta de zayn?. Me imagino que ayer se la follo. Bien por ti zayn.

Me lance en el sofá ocupándolo todo con mis piernas estiradas, asi nadie mas que yo se sentara en el. Encendí la tv. Y buscaba entre los canales algo bueno que ver. La verdad no conseguí nada bueno. Esto es una mierda.

Deje la tv encendida con el estúpido programa de "Sex and the city". Es tan estúpido, no sé qué le ven. Levante mis caderas un poco para sacar mi teléfono del bolsillo trasero de mi pantalón.

Revise las llamadas y tenia una perdida de mi madre. La llamare luego, ahora no estoy para escuchar sus berrinches de que le hago falta. Tenía un mensaje de un número desconocido.

*Hoy a las 7:30pm. En el almacén de Frank*

-David.

¿Qué demonios? ¿para qué quiere Frank que nos reunamos otra vez?. No lo se pero nada bueno puede salir de esta reunión. Frank es el maldito que esta con nosotros en esto, se puede decir que es el "capitán" de la pandilla. El calcula cada paso a que damos. Será mejor ir si no queremos que esta maldita casa estalle. No le temo a Frank, en realidad es mi mano derecha. Se puede decir que el me debe algunos favores. No se puede poner gracioso conmigo, o se las verá fea. David es la perrita de Frank, siempre hace lo que el diga, cuando el lo diga y donde el lo diga.

Decisions|CANCELADA|¡Lee esta historia GRATIS!