Capitulo 67

36.8K 1.4K 343

El ensordecedor sonido de la trompeta hizo que me levantara de golpe ¿Es necesario que nos levanten así?, la luz mañanera inundaba la habitación, siento como si no hubiera dormido nada, mire el reloj de mi celular, ¡Rayos son las siete y media! Me gire hacia Cameron con el ceño fruncido, el dormía profundamente, rodee mis ojos y comencé a moverlo, hizo varias muecas y quitó mis manos de su hombro.

-Levántate Cameron, se supone que debías despertarme a las cinco, si su tutor me encuentra aquí nos van a sancionar- lo agite lo más fuerte que pude

El se quejó y tapó su cara con una almohada. Rodee mis ojos y me deje caer en la cama de nuevo.

-¿______(tn)?-

Me recargue en mis codos y mire a la litera de al lado, en la cama de arriba se encontraba un Nash despeinado con enormes ojeras y confundido al verme aquí.

-Hola- sonreí inocente

-¿Tu y Cameron?...-

Mis ojos se abrieron más de lo que ya estaban, solté una pequeña risita.

-No y además ¿por que habríamos de hacerlo con ustedes aquí?-

El sonrió y se encogió de hombros.

-¡Es hora de levantarse chicos vamos!- la voz del entrenador

Mire hacia donde se suponía que debería de haber una puerta, el entrenador estaba solo a unos metros para llegar y levantar a los chicos, no se que pasaría si me encuentra aquí, en la cama de Cameron, mire a Nash esperando alguna sugerencia de donde esconderme ya que mi novio prefería dormir, el se sentó y miro a todos lados, señalo una puerta en la pared del fondo de la cabaña.

-Métete al baño ¡corre!-

Mire la puerta rápidamente y después baje la escalera, tropezando en el último escalón, corrí al baño, lo abrí y entré en el.

-¡¿Pero que rayos le pasó a la puerta?!-

El entrenador ya se encontraba aquí.

-Cuando llegué ya estaba así- le respondió Nash

-Olvídenlo, solo levántalos y vayan al campo de baseball-

-Si-

Escuche los pasos del entrenador alejándose pero de todas maneras me quede unos segundos más, por si llega a regresar. La puerta se abrió, el mismo Nash despeinado me abrió la puerta sonriente.

-Ya se fue-

Le sonríe y salí. Cameron aún no se levantaba, el único despierto era Nash, los demás aún dormían, en una de las literas en la cama de abajo estaba mi hermano, reí al ver que dormía con medio cuerpo fuera de la cama, antes de estar fuera de la cabaña me despedí de Nash y me dirigí a la mía, no había nadie en ella, seguro ya se fueron a desayunar, me di un baño rápido y al salir me puse unos jeans claros y una blusa de mangas largas amarilla con el mismo suéter blanco de ayer, mis tenis y salí, la brisa era fresca más tarde estaría helada, entré a la cafetería y busque con mi mirada la mesa en la que se encontrarían mis amigas, no estaban en una mesa, aún hacían fila para recoger su charola, camine hasta ellas zigzagueando las mesas y esquivando a los alumnos.

-¿Me hacen un espacio?- mire a Ana y luego a Alison

Alison retrocedió haciéndome un lugar en la fila.

-¿A dónde fuiste?- me preguntó Ana

-fui a arreglar algo, más tarde les cuento, ahora muero de hambre- sonreí

Al fin nos tocó nuestro turno de recoger la charola, en esta había una caja pequeña de jugo un sándwich de pollo y una manzana, caminamos fuera de la fila hasta encontrar una mesa libre, nos sentamos y deslizamos las charolas en la mesa hasta estar frente a nosotras. Tomé mi sándwich y le di una gran mordida.

¿Cómo lograste enamorarme? (Cameron Dallas y Tu)¡Lee esta historia GRATIS!