For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

Poppin' Champagne

48 3 0

Mi vida es muy aburrida, muy básica, muy. Llega un momento en la vida donde necesito sentir el peligro, alguien que me enseñe que vale la pena arriesgarse.

Cuando lo conocí, sabía que por sus venas corría la adrenalina y el amor por el riesgo. Sus facciones me demostraban que parecía un chico dulce, pero no lo es.

Su manera de ser con las chicas daba asco, el las trataba como si fueran objetos, yo no quería ser parte de todo esto. Había momentos donde nos odiábamos mutuamente, PERO UNA SOLA NOCHE fue donde toco mi punto de explosión.

Él pretendía diversión y claro Ammy, él estaba completamente borracho. ¿Quién creía que era?

Luke Hemmings es el ser más repugnante de todo este planeta, pero él solo sabe cómo hacerme sentir diferente. 

- Luke, vete – dije enojada. Quería mi espacio personal en algún rincón de esta casa. Oh me olvide de contarles este pequeño detalle. Él vive conmigo y con mi hermano, para mi desgracia.

Luke se empeñaba en molestarme todo el tiempo, las 24 horas del día.

- ¿Y si no qué? – me desafió él. Agarré mi pequeña almohada y la lancé contra él. Para mi mala suerte, la almohada no llego a destino. Luke reía como un niño pequeño, por momentos creía que era un chico dulce, pero luego ese momento desaparecía.

- LUKE, ¿PUEDES IRTE? – el movió la cabeza negando – CALUM, ¿PODES HACER ALGO CON EL? 

- ¿PUEDEN CALLARSE? – dijo él. Wow, gracias hermano eres de gran ayuda.

- Por lo que veo, pasaré aquí un buen rato. – Dijo él acostándose a mi lado. Lo miré con mala gana y resople. - ¿Estabas estudiando? 

- Algo así. – dije agarrando las hojas que había dejado esparcidas por mi cama.

- ¿Quieres ayuda? – pregunto Luke. Por una vez en el día había sido amable.

- Supongo, ¿Sabes algo de historia? – pregunte. Luke puso sus ojos en blanco y agarró las hojas. Comenzó a leer en voz alta y me explicaba cada cosa que decía allí.

Debo admitir, que no siempre es malo conmigo. Intentaba concentrarme pero no podía, el jugueteaba con su piercing que estaba en su labio inferior. Me ponía nerviosa y eso me aterraba.

- Luke, es demasiada información para mi cabeza – dije sobándome la frente, él se limitó a reírse.

- Bueno, ¿Pero algo comprendiste? – asentí. – Excelente.

- A veces no eres tan irritante como pensaba. – el me miró fijamente

- No preciosa, seguiré siendo irritante, pero a veces soy amable.

- ¿Solo a veces Hemmings? – pregunté arqueando una ceja.

- Solo cuando algo me interesa- Guiño el ojo y mordió su labio.

- Oh, allí vamos de nuevo- ¿Qué? ¿Por qué dije eso? ¿Por qué PIENSO EN VOZ ALTA?

- ¿Con qué? – 

- Con nada, Luke, ya debes irte – Me levante evitando su mirada.

- ¿Qué es lo que te pone nerviosa? – se acercó a mí.

- ¿Hay algo que debería ponerme nerviosa? – Lo desafié.

- Sí, mi presencia.

- Luke, te detesto.

Poppin' Champagne¡Lee esta historia GRATIS!