2.

No había podido permanecer intacta, inmóvil en el lugar hasta llegar a su casa en donde había bajado con rapidez y había a el maletero en donde saco sus cosas apresurada y se adentró hacía el hotel en el cual un guardaespaldas la seguía por detrás. Se apoyó contra la pared, tirándose al suelo y poniendo su mano sobre su frente mientras de alguna u otra forma recapacitaba. Sentía una pulsación constante en su estómago, no sabía el porque pero el acaloramiento que le producía no cesaba. Perrie se dirigió hacía ella, agachándose y posicionando una mano sobre su hombro en tono de preocupación. ______ jadeó, se encontraba un poco agitada pero podía conservar la calma. 

Miró a Perrie, corrió un cabello de su rostro y pensó que debía decirle alguna que otra mentira. No podía decirle que estaba sintiendo cosas extrañas cuando Zayn se encontraba, simplemente debía decir una pequeña mentira piadosa. Un momento, no podía sentir cosas extrañas con el solo hecho de que lo haya conocido y solo sabía su nombre, no algo más había. Sentía su mente aislada de él, pero su cuerpo pedía a gritos estar de una vez cerca, pero ella no quería eso. Poniendo que en realidad no debía desear eso por que su hermana era su novio, había que aclarar que ella no quería la existencia de Zayn a unos metros de ella por qué le hacía perder el tiempo, lugar y espacio del momento. La hacía tan débil mirarlo.

Hey, _______ ¿Te encuentras bien? — la movió Perrie mientras ella salía de sumergirse entre sus pensamientos. — Estás agitada, ¿Seguro qué está todo bien? — volvió a cuestionar.

....Mhmm.. sí, todo está.. excelente. — aclaró con una media sonrisa que se desdibujó con la pronta presencia de Zayn que se aproximaba.

Pasó una mano por su cabello, miró hacía el suelo y enrolló sus brazos en sus piernas flexionadas. Suspiró, cerrando los ojos con fuerza y manteniendo la cordura al escuchar los constantes pasos de Zayn acercándose hasta ellas. Cuando sintió su presencia, sintió un calor virilmente sensual, tenía un perfume indescriptible, sabroso, delicioso, exquisito, definitivamente inigualable. Dejó los pensamientos de lado y atrapó sus maletas, dirigiéndose hacía ascensor. Su rostro estaba tan afligido, no sabía por que un presentimiento desgarrador. Algunos guardaespaldas se encontraban allí, nadie había notado lo tan desesperada que se encontraba _______, ya que seguían hablando animadamente. Pero él, él la estaba mirando, parecía descabellado su mirada pegajosa con ella, no la dejaba de mirar y sí, ella lo había notado, no era ninguna tonta. Sentía como las palabras de Perrie al hablar y los del personal compartir comentarios se habían perdido en ese momento por qué exactamente lo único que escuchaba era la acelerada respiración jadeante que tenía el moreno. Eso la intimidó hasta por los huesos. Lo sentía como un sensor en su nuca, no le quitaba la vista a su objetivo.

______, ______, ¿Acaso me estás escuchando? — preguntó Perrie, dándole un punta pié a su hermana.

He, sí creo que sí. — comentó con timidez.

¿Cómo que creo qué sí?, ¿Sí o no? — le cuestionó. ______ tartamudeó, pero ninguna palabra coherente salió de su boca. — En fin, saldré cuando tu estés desempacando. — comentó.

Ella no respondió, sólo asintió a medias. 

Se quedó cabizbaja, movía con impaciente su pie al tanto en que miraba el reloj de mano que tenía colgado. Mordió su labio, mirando por el rabillo de ojo un poco de la cintura para abajo de Zayn. Miró atentamente sus manos y suspiró levemente.

Las puertas se abrieron. Pasó primero Perrie y Zayn dejó pasar después de ella a ______ con un ladeo de cabeza. No se limitó a contestar, comenzó a seguir a paso lento a su hermana, mientras sentía los pasos de él como si estuviera justamente a su lado. Perrie abrió la puerta del cuarto y colocó la llave sobre una mesita de luz junto a la puerta, mientras caminaba a paso firme en el pasillo. ______ la siguió por detrás, su hermana abrió la puerta y se halló con una habitación de lo más normal.

Está será tu habitación, adiós debo irme. No me llames, estaré ocupada con mis amigas. — pausó. Perrie caminó hacía la puerta mientras ______ se dirigió hacía ella. — Puedes pedir comida, lo que sea, me voy. No me esperes. — salió del edificio.

Se quedó con la palabra en la boca, mirando atentamente la puerta mientras se perdía entre sus pensamientos. Vaya, su hermana sí que se había esforzado en tratarla así, antes, recordaba que ella ni le dirigía la palabra. Creo que desde que su madre había fallecido había algo de reconfortante en su mirada. Perrie también había sufrido pero no lo demostraba. Pensó que Zayn se había ido junto con Perrie, pero, ¿Junto con sus amigas?, no lo sabía, suponía que se debía a que a él le han caído bastante bien las demás integrantes del grupo.

— ...Veo que esta estamos... solos — murmuró una voz ronca, profunda, suave cerca de su oído haciendo estremecer cada parte de su existencia.

Instantáneamente, ______ se giró de talones con lentitud por que aún no cabía en su mente la posibilidad de que él, justamente, él haya dicho condena y jodidamente aquellas palabras. Solo debía escucharlas nuevamente de sus labios y moriría, lo tenía casi seguro.

Él busco su mirada, pero ella conservó su timidez mirando cabizbaja hacía las líneas de los cuadros del piso de la habitación. El moreno vio que jugaba con sus manos nerviosamente y curvo una sonrisa aún más candente.

¿Acaso, acaso tu vives aquí? — cuestionó. Ella sintió sus pasos alejarse y lo siguió hasta detenerse en la cocina. 

No prácticamente... aún que tengo que quedarme aquí. — respondió con voz despreocupada.

Levantó la cabeza mirando como Zayn se estiraba para tomar un vaso de una de los cajones de arriba. Se cercioró de que su jersey se había elevado solo un poco y que sus brazos demostraron la cantidad de tatuajes que pintaba toda la piel de ese moortje. Su cuerpo produjo electricidad a la espina dorsal de ______, su perfume llevo a realizarle algunos mareos. En un minuto y otro, él se gira hacía atrás tropezando con la silueta de su acompañante. Su insaciable mirada la estaba incinerando, los pechos de ella se habían unidos al de él, sus cuerpos de maneras que ______ no quería pensar en ese entonces se habían fundido. La pesada respiración de Zayn chocó contra el rostro de _______, y ella colocó una mano sobre su pecho, que impacientemente subía y bajaba.

Se escuchó su sórdida risa llena de lujuria salir de los labios de Zayn y colocó sus manos en la cintura de ella, atraiéndola de manera en que ya nada ni nadie los separaba. ______ tomó una gran bocanada de aire cuando él había aproximado su cuerpo al de él, de forma qué, el inicio del valle de sus pechos estaban completamente expuestos solo para Zayn. 

¿...Crees que soy idiota, nena? — susurró con la excitación desbordándose de sus poros. 

¿De-de qué de-demonios hablas? — tartamudeó ella con inseguridad en las palabras. La mano de Zayn se deslizó debajo de su blusa y cuando tocó su fría piel suspiró cautivado.

Vamos... ¿No sientes esto que siento? — le preguntó. Movió instintivamente su cadera, demostrando lo tan erecto que ya se encontraba su virilidad. Ella se pusó tensa rápidamente cuando su miembro toco su estómago.

Creo,..creo que estás e-equivocado. — masculló con rapidez ______ mientras intentaba separar sus pechos del rostro de él. Zayn apretó ligeramente el agarre que tenía bajo su blusa con intensidad, llegando hasta el broche del sujetador. — Detente, esto no es correcto. Tu tienes novia y por si quieres saber en realidad, tú novia es mi hermana. Ubícate. — suplico.

Créeme que sí sabía que Perrie tenía una hermana así de buena como tu lo estás, hubiera pedido por favor que te trajera. — susurró con desdén.

Deja de tocarme, por favor — susurró _____, con la voz frágil e intimidada.

¿De verdad deseas que deje de tocarte? — ella asintió. — Oh, que mal y yo.. que tenía tantas ganas de hacerte mía, muñeca. — 

Inmediatamente, la soltó dejándola paralizada en el lugar mientras que el tomaba su vaso y se servía un poco de leche. La miró por última vez, guiñándole con el ojo izquierdo y perdiéndose en el pasillo. Se escuchó la puerta cerrarse con un leve portazo y _____ cerró los ojos, suspirando para tranquilizarse. Se estremeció recordando todo lo que había pasado minutos antes y gimió con desesperación.

- Sister of Perrie » Zayn Malik ¡Lee esta historia GRATIS!