-Vamonos de aquí ángel- dijo mientras se separaba- no quiero que uno de estos narcotraficantes te vea.

-¿Por que?

-Por que si te ven conmigo te tendrán como un punto débil en mi...y en este jodido lugar están todos los narcotraficantes del país.

-Pero saben que tienes novia- dije- “la amante del diablo”

-Ellos piensan que es solo una aventura.

-Tu tienes que regresar –hable tratando de cambiar de tema.

-No- el negó- ya cerré todos los negocios...no me necesitan.

Asentí levemente.

-Ok.

-Sube al auto, yo manejo.

No quise protestar no tenia las ganas, así que rodee el carro y me subí, Justin arranco unos segundo después, sabia que el quería alejarse y yo también, me rodee con mis brazos y observe por la ventana.

-No me gusto que me trajeras a este lugar- admití- el saber que hacen esto aquí y saber que tu y yo estuvimos ahí no me gusta - sentí la mirada de Justin.

-El lugar donde tu y yo estuvimos...que fue el mar y mi recamara, nadie entra ahí.

-¿Que?-pregunte girándome asía el.

-No te aria estar en un lugar así..el cuarto es mi espacio y la playa es uno de mis lugares preferidos, se que no fue lo mejor pero quería mostrarte el lugar.

Asentí sintiéndome un poco mejor, y entonces entendí que no hubiera gente en la playa y que la recamara estuviera cerrada.

-¿Por qué llegaste así?- pregunto después de varios segundos de silencio.

-Alguien me llamo y me dijo que viniera.

-¿Que?-pregunto alzando mas la voz.

-Alguien me llamo cuando salí del trabajo...me dijeron que viniera a verte a esta casa, primero desconfié pero me dijeron que te llamara, y supe que estabas en el lugar donde habían dicho –di un suspiro sintiéndome culpable por no confiar, una parte de mi deseaba no haber visto esta “fiesta”- al final mi curiosidad hizo que viniera.

-Pudo ser una trampa.

Me gire y vi su mandíbula apretada...estaba molesto.

-Venia armada.

-No le vuelvas a hacer caso a ninguna llamada anónima, ¿ok?

-Si.

Me gire de nuevo asía la ventana y me concentre en ver a los árboles rodeándonos.

Llegamos a mi casa después de 30 minutos en silencio, me sentía cansada ya eran cerca de las 8:30 era temprano pero solo quería tirarme en la cama y dormir.

-Tengo mucho sueño- dije mientras caminaba a las escaleras- me voy a dormir.

No espere su respuesta solo subí los escalone y fui asta mi cuarto para cambiarme y acostarme, cerré los ojos y el sueño me venció apenas unos minutos después.

DECISIONS: La Amante del Diablo 2 (Justin Bieber y Tu)¡Lee esta historia GRATIS!