"vuelta a la página "

158 5 0

Espere junto a Santana en la sala de espera, estaba simplemente sentado con los brazos cruzados mirando la pared blanca. Mis ojos me ardían, santana no paraba de llorar. Hace media hora habían dicho que le iban a ser una transfucion de sangre, ya que había perdido mucha. El doctor se sorprendió por que ella seguía

viva, me decía " con toda la sangre que ha perdido, tendría que ya haber fallecido. Llegaron a tiempo" si, pero ella estaba grave .. muy grave.. mi pecho me dolia como nunca antes.

-¿Qué paso? - dijo William entrando prácticamente corriendo, al parecer santana le habia avisado por un mensaje -¿Cómo esta?

- se corto las venas - dijo santana con la respiracion entre cortada por el llanto, William abrió los ojos horrorizado-

-es imposible, mi hermana nunca haría eso - dijo negando con la cabeza-

-al parecer lo hacia - dijo santana por fin, yo no movi mi cabeza ni un segundo. Pasaron horas y horas, lo único que hacia era estar sentado

mirando esa pared. La gente caminaba, santana iba a tomar algo al bar con William y volvia. Llego

la noche y por fin el medico salió de la maldita habitación , me pare. El señor se saco el barbijo -

-¿ usted es el que la trajo verdad? - asentí- bien ella sigue inconciente, le hicimos la transfucion, hay que ver como responde el cuerpo. Esta muy

delicada, si quiere puede pasar a verla por algunos minutos- asentí , mire para mis costados. Santana

y William todavia no habían vuelto del bar del hospital. Respire hondo y procedi a entrar a la pequeña habitación blanca. Trague duro al verla a ella acostada en la camilla, conectada a distintos cables, junto a un respirador. Tenia la herida

tapada por vendas, y una bolsa con sangre conectada en la otra muñeca y ahí fue cuando no me pude contener mas. Las lagrimas comenzaron a salir, pase mis dedos por mi pelo con bronca. -

-que te he hecho, pequeña-dije acariciando su mano, era mi culpa. Y lo sabia... yo era el maldito que le habia dicho que se suicide, la habia hecho sufrir. Me arrodille al lado de su camilla, apoye mi frente en su mano- perdóname, por favor perdóname.- Y AHÍ fue cuando me di cuenta... ella no podía seguir viviendo asi, tenia que salvarla...

de MI. Al amarla tanto la estaba lastimando, me pare y acaricie su rostro. Sali nuevamente para la sala de espera, estaba listo para hacer algo que nunca habia pensado hacer. Estuve toda la noche con el papel y la lapicera en mis manos, no habia pegado un ojo-

-no has dormido ni comido nada Harry.. por que no vas a tu casa y descansas? -dijo santana despertándose de la incomoda posición que llevo toda la noche en una de las sillas, santana habia ido a cambiarse y a bañarse una hora a su casa al igual que William pero yo no me movi de aca.

Nege con la cabeza y me acomode en la silla me cruce de brazos ya aproveche para descansar mis ojos un rato. Quedando profundamente dormido, me desperté por que alguien me llamaba. Al abrir los ojos vi a mis amigos parado enfrente mio -oye, vendrás con nosotros. Comeras algo y dormiras en tu casa - nege con la cabeza- no me moveré de aquí, por lo menos hasta que me digan que ella esta bien y fuera de peligro- anhelaba

escuchar eso-

-lamento que estes pasando por todo esto amigo - dijo Liam poniendo una mano en mi hombro, hice una mueca - hablamos con Tom, ha aflojado

un poco. Dijo que no tienes que ir a los ensayos. No es necesario, pero tu eliges si quieres ir al tour.

2 meses después....

[Narra ____-]

No, no mori. Si es lo que te preguntas, la cicatriz de mi brazo estaba firme en su lugar. Aveces la veía para recordar todo lo que habia pasado,

William era mucho mas cuidadoso conmigo, mi padre habia empezado rehabilitación habia conocido a Silvia. Una mujer cuarentona divorciada, era una mujer dulce como la miel lo ayudaba mucho a mi padre. Mi hermano se habia encaminado muy bien con los estudios, estaba muy feliz por el. Yo? Iba buscando el carril de mi vida nuevamente, Habia empezado por volver a vestirme como a mi se me plasca y no como una nerd, simplemente por temor. Tambien habia decidido a defenderme, no callarme nunca mas. Ahora mismo estaba terminando de pintar mi

cuarto de un naranja madarina exquisito. El olor a pintura ya me mareaba, pero con una sonrisa

ancha estaba orgullosa de mi trabajo. El cd de Adele sonaba de fondo, Me recosté en la alfombra, ya dejando la brocha de lado. Tenia algunas partes

de mi cuerpo manchado con naranja junto a mi remera pero no me importo. Se que se deben estar pregutando por Harry... el desapareció, el dia que desperté. Me anunciaron que el se habia ido

de gira y que no volveria en años. Nunca me llamo ni nada, santana me conto que el habia esperado a que despertara, que no se habia movido de la sala de espera y debes en cuando entraba a la habitación a verme pero Cortamos todo tipo de

relación. No iba a negar que el faltaba en gran parte de mi corazón el primer mes estuve derrumbada, pero luego aprendi a salir adelante,

como todo lo que habia pasado en mi vida. Lo amaba no tenia duda de eso, pero tal vez ... habia confundido todo, suspire para que no se forme el

nudo de llanto en la garganta, no quería llorar nuevamente por el. Este era el final de la historia... de mi historia, di vuelta la pagina. Era difícil convivir con el hecho de que Harry era una figura publica y comercial que Salia en todos lados, verlo me afectaba hasta en el cabello. Pero lograba controlarme, ya no me cortaba, no sentía la necesidad... no, al estar tan cerca de la muerte, te

das cuenta de muchas cosas. Frunci mi ceño al ver un libro arriba del estante, me lo habre olvidado de recoger ya que todas las cosas las habia metido en unas cajas para que no se manchen, habia tirado varias cosas también.

~ULTIMOS CAPITULOS~

Las Apariencias Engañan¡Lee esta historia GRATIS!