-qué pasaría si digo que no- me encogí de hombros mientras Louis analizaba mis acciones- ¿Qué? Tengo curiosidad-

-bueno eso significaría que no te intereso, en ese caso tendría que esforzarme un poco para lograr interesarte- me guiño un ojo- pero tu entiendes que eso es mucho trabajo-

-debo admitir que la idea es tentadora, pero no soy tan mala- le sonreí-

-entonces, eso es un si- pregunto.

-sí, eso es un si- le sonreí- pero ahora me tengo que ir, iré a visitar a Lena, el día de ayer no fue su gran día- suspire-

-¿Qué le paso?- pregunto preocupado.

-su novio, es una larga historia, para resumirla fue secuestrado y el día de ayer rescataron a personas que estaban en el mismo grupo que él, pero no estaba en los rescatados él- corrí los mechones de mi cabello- Helena quedo destrozada-

-no lo sabía- hablo preocupado- deberíamos hablar sobre eso después, son temas importantes, sobre todo si Lena está mal-

-si- me abrace a mí misma- lo siento, no se me hace muy fácil hablar sobre ese tema, me duele que mi hermana sufra-

-lo entiendo- dijo Louis.

-bueno, como dije me tengo que ir, si quiero llegar a tiempo a todas las cosas que tengo que hacer, es mejor que me vaya- me levante de la silla y toque su mano- que te recuperes Louis- el me miro incrédulo y hablo.

-oye y mi beso- se quejó.

-¿Cuál beso?- jugué con él, si yo sabía que estaba mal, pero era divertido verlo intentar que lo que paso ayer se volviera a repetir.

-sabes a lo que me refiero- se cruzó de brazos como pudo, aun no se acostumbraba al peso del yeso- así que o me besas tú o me paro de esta camilla y lo hago yo-

-por favor- me reí- estas convalecientes, tienes un yeso y un golpe en la cabeza, así que lo diré sin remordimiento- le sonreí- quiero verte intentarlo-

Le di la espalda y camine hacia la puerta, cuando la tenía medianamente abierta un brazo la cerro.

-vamos esto es enserio- me gire para verle de frente, el solo me sonrió de lado-

-que puedo decir, yo te lo advertí- se encogió de hombros.

-ni siquiera te- no me dejo terminar la frase porque ya había puesto sus labios sobre los míos, como si fuera automático, mis ojos se cerraron y le seguí el beso, es más me beso incluso mejor que la primera vez, casi con necesidad, puso su brazo "malo" alrededor de mi cintura y a pesar de que se sentía algo incómodo, Louis se esforzaba para que funcionara todo bien. Nos tuvimos que separar por la falta de oxígeno en mis pulmones y en los de él- eres tan idiota cuando te lo propones- abrí mis ojos y vi que él aun no los abría.

-si, a menudo me lo dicen- contesto, yo negué y le pegue en el hombro, sabía que estaba refiriéndose a que se lo decían otras chicas, él se rio y yo me reí con él- hey es verdad, Lottie por ejemplo, suele decírmelo- dijo fingiendo inocencia.

-como digas Tomlinson- sonríe- ahora si no te importa me tengo que ir, evita morir en mi ausencia ¿si?- el asintió con una sonrisa de oreja a oreja.

Se separó de mí y por fin me dejo salir de la habitación, camine por los pasillos del hospital, hasta que me encontré con Liam, que traía una bandeja con comida.

-Liam, tengo que irme a ver a Helena, no te molesta quedarte con Louis- junte mis manos como si rezara a lo que Liam sonrió y negó.

-aunque me molestara no tengo otra alternativa- se encogió de hombros- soy su amigo y presunto homicida, que se le va hacer- yo reí.

Mi Enfermedad L.T ♡en corrección♡¡Lee esta historia GRATIS!