» Capítulo XXV

4.6K 971 355

No. JungKook no se convirtió en otra persona cuando dijo eso. No. TaeHyung no quiso vengarse de él. Nada de eso sucedió. Tan sólo, se quedaron callados un momento y, ese mismo día, rompieron el silencio mencionando que sería mejor ir a comer pastel. Sólo eso. El alboroto no fue más allá de lo que se dijeron.

    Decir que TaeHyung no se sentía especial era mentira. Porque sí. Se sentía único al tener aquellas palabras tan preciadas solo para él mismo.

    A la mañana siguiente un día después del cumpleaños de JungKook, TaeHyung estaba sentado en la banca esperando a que él llegara. No habían aclarado nada; no decidieron volver a salir. Esa duda estaba presente en la cabeza de Tae, ni la dejaría pasar. De todas maneras, se sentía un poco más confiado ya que JungKook le había dicho que le gustaba. ¿Tendría que repetirlo todo el día? Probablemente.
 
     Cuando mira a JungKook caminar despacio a Li lejos, suelta una sonrisa tímida. Se mantiene ahí sentado, con la comida que llevaba entre sus manos para los dos. Hasta que Jeon está enfrente suyo y dedica una típica mirada de costumbre. No esperaba más. Eso fue suficiente y satisfactorio.

    — ¿Es hora de ir a clase ya?

    TaeHyung niega varias veces con la cabeza. Aún faltaban unos veinte minutos para entrar a clases. Mira a JungKook sonriente desde la banca y palmea unas cuantas veces el asiento a su lado.

    — Venvenvenven, siéntate conmigooooo —pide el castaño moviéndose para que el otro se siente.
  
    — No quiero  —responde JungKook en tono burlón, como siempre; simplemente sin ser grosero—. Estar sentado es aburrido.

    TaeHyung no se aguantaba las ganas. Así que le súplica con la mirada que se siente. JungKook lo observa por un segundo, y antes de caer en el juego, le pone la mano en la cara y lo hecha tantito para atrás.

     — Esas caras no funcionan conmigo, Poochie.

     — ¿Por qué tratas así a la persona que te gusta?

    JungKook mira a TaeHyung con ojos furiosos, entre divertidos y de broma pero con algo de seriedad. Aunque Jeon ya se venía haciendo la idea de que TaeHyung diría eso día a día hasta que se aburriera de decirlo. En cualquier momento sería "te gusto" "nos gustamos". Eso era otra parte de lo que  odiaba tener que pasar. Pero ya metido en el problema, ni como salirse.

     — ¿Vas a repetir eso todos los días? —JungKook cuestiona jocoso, tomando asiento al lado de TaeHyung y cruzándose de brazos.

     Las miradas se van hacia ellos dos. Aunque a TaeHyung y a JungKook le importa poco. En ese momento, haciendo nada y viendo a todos, era tan agradable estar en silencio y regresar a la rutina que tanto añoraba TaeHyung. No estaba ansioso porque todo avanzara rápidamente, incluso en ese instante el hecho de estar al lado del pelinegro lo hizo sentir feliz.

     — ¿Hoy vas a salir tarde? —pregunta TaeHyung guardando los desayunos en su mochila, con cuidado. Escucha a JungKook decirle que sí.

    Sus ojos van directamente hasta el regalo que Eunha le había dado para JungKook. Recordó que él ni siquiera le había regalado algo, y en cambio comieron pastel. Bueno, JungKook no comió pero vio a Tae hacerlo.

     — JungKook...

    — ¿Qué? —el chico mira a TaeHyung, con ojos extrañamente triste. Su ceño se frunce y le habla a TaeHyung para preguntarle qué sucede—. Oye, qué, ¿por qué vas a llorar?

    Sí. TaeHyung iba a llorar.

     — No te compré nada en tu cumpleaños.

    Tan molestoso. ¿Por qué iba a llorar por eso? Jungkook odiaba que los demás le dieran regalos; malgastaban su dinero. Claramente, la mayoría de las veces Jeon ni siquiera los abría. Sólo los importantes. Desde que su madre murió, acumulaba todo lo que le daban. No les daba uso, los regalos eran detestables. La mayoría de veces se los daban solo por quedar bien; nunca porque de verdad le tuvieran aprecio. Odiaba, por otro lado, que todos en la escuela tuvieran presente qué día era su cumpleaños (no tenía idea de dónde se enteraron). Felicitaciones por donde sea y regalos por quedar bien. Casi siempre para acercarse a él, porque era "popular".

Love Ends // kookv¡Lee esta historia GRATIS!